La Fiscalía exculpa a Renfe y Adif de mala gestión durante la pandemia

El Ministerio Público recuerda que el transporte público no es un foco de contagio contra la Covid-19

Un tren de Rodalies de Catalunya, operado por Renfe

La Fiscalía desestima una denuncia contra Renfe, Adif y Rodalies de Catalunya por la gestión del transporte público durante la pandemia. El colectivo Xnet consideraba como una negligencia la falta de distancia de seguridad entre los usuarios de los vagones de Rodalies.

El Ministerio Público ha considerado que el transporte público es seguro con el uso de mascarilla. Además, ha desestimado la demanda al considerar que ninguno de los parámetros por los que se hace mención “presenta carácteres delictivos”, sino que se limita a “genéricas referencias de un hecho que no integra infracción penal alguna”.

La denuncia de Xnet se dirigía contra el director general de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, el responsable de seguridad de Rodalies de Catalunya y los jefes de seguridad de Renfe y de Adif por presuntos delitos dolosos de lesiones o, subsidiariamente, imprudentes de lesiones, incluido el de homicidio imprudente.

La Fiscalía se basa en el CSIC para defender la seguridad en el transporte público

La plataforma ponía de relieve el “servicio deficiente” de ferrocarriles y aseguraba que existen “serias sospechas” de que “gran parte” de los usuarios de la red han sido infectados de Covid-19 a pesar de adoptar todas las precauciones que estaban “en sus manos”.

La Fiscalía considera que las entidades adscritas al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han implementado “medidas de protección y seguridad” tanto hacia los usuarios, como entre los propios trabajadores, en los espacios y medios de transporte público aunque éste, admite, “pueda ser uno de los espacios más vulnerables al contagio”.

En su decisión, el ministerio público tiene también en cuenta un estudio elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que considera “seguro el transporte público para el transporte de pasajeros en cuanto a transmisión aérea por SARS-Cov-2 si se respeta la obligatoriedad del uso de mascarilla”.

Señala, además, que se ha publicado una guía para la reducción del contagio por el coronavirus en el transporte público “con claras especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión del riesgo” y “pautas para desarrollar un plan de contingencia para reducir riesgos de contagio”.

Renfe insiste: el transporte público no es “foco de contagio de Covid-19”

Tras conocerse esta decisión, Renfe ha reiterado que el transporte público no es un “foco de contagio de la covid-19” y ha destacado la obtención del certificado AENOR frente a la pandemia para el transporte de viajeros, una vez implementados los protocolos en sus servicios de Rodalies de Catalunya.

Asimismo, en un comunicado, ha recordado el conjunto de medidas sanitarias adoptadas, como la adaptación la oferta durante el estado de alarma y que, pese al descenso de la demanda a casi la mitad, Rodalies, limpieza o desinfección de los trenes y los elementos de mayor riesgo de transmisión, así como señalizaciones en accesos y vestíbulos para distribuir el movimiento de viajeros, entre otros