La segunda ola de coronavirus desmantela los quirófanos españoles

Los cirujanos alertan de la cancelación de las intervenciones de otras patologías por la llegada de pacientes de Covid-19

Los rebrotes de coronavirus están provocando que los hospitales españoles no puedan realizar las operaciones quirúrgicas que tenían programadas. Un temor que sobrevolaba el sistema sanitario desde el mes de marzo cuando se tuvieron que cancelar cientos de intervenciones. Los cirujanos alertan de que el fenómeno se está repitiendo con la segunda oleada.

La llegada continua de pacientes de Covid-19 ha obligado a los médicos a priorizar sus funciones, atendiendo exclusivamente las urgencias quirúrgicas y realizando las consultas médicas por vía telefónica.

“Los cirujanos hemos dejado prácticamente de operar y difícilmente las heridas quirúrgicas pueden ser valoradas fiablemente por telemedicina”, ha denunciado la especialista de cirugía general del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, María Dolores Frutos a Europa Press.

La situación es especialmente dramática para los enfermos de patologías graves que tienen que recurrir al sistema sanitario en pleno aluvión de casos de coronavirus. Una amenaza para pacientes de cáncer, de obesidad o de enfermedades intestinales, que requieren una operación.

“Muchos pacientes en lista de espera quirúrgica siguen sin poder operarse, y esto es muy grave: aumentan las complicaciones, empeora el pronóstico y disminuye la supervivencia de los pacientes que precisan un tratamiento quirúrgico”, ha lamentado la cirujana.

En los hospitales españoles llevan semanas aplicando los protocolos sanitarios para evitar el colapso del sistema sanitario. El objetivo es dejar un volumen de camas, quirófanos y salas de reanimación libres que puedan responder ante un aumento generalizado de los casos de coronavirus. 

Los pacientes de obesidad, unos de los más perjudicados por las suspensiones en los quirófanos

Estos planes preventivos tienen consecuencias directas en otros pacientes como los que padecen obesidad, que han visto como sus operaciones quirúrgicas se retrasaban en el calendario. A pesar de que también supone un riesgo para su salud.

“Generalmente de forma indiscriminada se ordena no operar a pacientes con obesidad, sin hacer distinciones entre ellos y sin permitir a sus médicos (cirujanos y endocrinólogos) asignar prioridades en función de las enfermedades asociadas que presentan”, ha explicado el jefe de cirugía esófago gástrica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Andrés Sánchez-Pernaute.

La cirugía bariátrica, que tiene como objetivo garantizar una disminución del peso corporal, es una de las operaciones más comunes en España. Cerca de 11.000 personas permanecen en lista de espera para ser sometidas a una intervención de este tipo.

Ante esta situación, los cirujanos reclaman al Ministerio de Sanidad que ponga en marcha alternativas ambulatorias para mantener las operaciones quirúrgicas con seguridad y no dejar de lado a los pacientes del resto de patologías por la pandemia de coronavirus.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.