Las cepas sudafricana y amazónica amenazan el éxito de la vacuna anticovid

Un miembro del personal de salud realiza una prueba de covid-19 en uno de los Centros Covid para descarte y detección del coronavirus instalados por el Ministerio de Salud de Perú en el Distrito de Santa Anita, en Lima (Perú).. EFE/ Luis Angel Gonzales/Archivo

Un miembro del personal de salud realiza una prueba de covid-19 en uno de los Centros Covid para descarte y detección del coronavirus instalados por el Ministerio de Salud de Perú en el Distrito de Santa Anita, en Lima (Perú).. EFE/ Luis Angel Gonzales/Archivo

Mientras que los estudios aseguran que la mutación del coronavirus detectada en el Reino Unido no afecta al funcionamiento de la vacuna, no ocurre lo mismo con las que han aparecido en Sudáfrica y en la Amazonía brasileña. El fin de la pandemia vuelve a verse amenazado con la aparición de estas variantes que parecen ser capaces de evitar a los anticuerpos.

En el caso del país africano, según un estudio publicado por BioRxiv, y recogido por La Vanguardia, el 48% de las personas que han padecido la covid no son capaces de neutralizar esta nueva variante. Esto sugiere que la mutación ha encontrado la manera de burlar al sistema inmunitario, lo que explicaría el aumento de casos registrados en las últimas semanas.

La cepa sudafricana, presente ya en 22 países, apareció el pasado mes de diciembre y se propaga un 50% más rápido. No obstante, igual que ocurre con la británica, no causa una enfermedad más grave ni eleva el riesgo de mortalidad.

Algo similar ha ocurrido con la mutación detectada en la Amazonía. En la ciudad brasileña de Manaos un 76% de la población tenía anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en octubre tras haber sufrido la enfermedad, según un estudio publicado la semana pasada en Science. Y sin embargo, la ciudad ha sufrido recientemente un repunte de casos, lo que indica que es probable que se estén produciendo reinfecciones.

La mutación E484K podría burlar al sistema inmunitario

Profesionales sanitarios en una UCI del Hospital Clínic de Barcelona, el 19 de enero de 2021, en plena tercera ola de coronavirus en Cataluña | EFE/TA
Profesionales sanitarios en una UCI del Hospital Clínic de Barcelona, el 19 de enero de 2021, en plena tercera ola de coronavirus en Cataluña | EFE/TA

La variante de Sudáfrica y la de Manaos tienen en común la mutación E484K, ha explicado el citado diario. Los científicos sospechan que este punto común es lo que les podría dar la habilidad de burlar el sistema inmunitario y, por consiguiente, hacer que la vacuna no tenga su efecto.

Pero por el momento, no se puede confirmar que el aumento de casos en la zona esté relacionado con esta nueva cepa, según confirmaron expertos de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica, en declaraciones a Efe.

Lo que se conoce es que esta variante es más contagiosa -tiene alteraciones genéticas similares a las encontradas en Reino Unido y Sudáfrica- pero los expertos no han determinado todavía cuán alto es el grado de contagio.

La cepa brasileña es la misma que llegó a Japón después de que cuatro viajeros nipones visitaran la región amazónica. Según el Ministerio de Salud, se caracteriza por presentar 12 mutaciones, una de las cuales es la misma encontrada en las variantes del Reino Unido y Sudáfrica, ha informado Efe.

No obstante, la de Brasil es una variante propia y completamente independiente a las de los otros dos países y por eso los expertos creen que esta nueva cepa pudo haber evolucionado del linaje de una cepa que viene circulando en la Amazonía desde abril del año pasado.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.