Los científicos asumen que la nueva cepa de coronavirus ya se ha extendido por Europa

La nueva mutación de la Covid-19 que ha aparecido en Reino Unido ya estaba presente en Londres en el mes de septiembre

Reino Unido tiene constancia de que la nueva mutación de coronavirus que ha despertado todas las alertas sanitarias estaba presente en el país al menos desde el mes de septiembre. Los analistas estiman que por entonces ya era responsable del 28% de los contagios que se produjeron en Londres, sin que nadie lo supiera. Un fenómeno que hace sospechar que la cepa ya se ha extendido por Europa.

Países como Dinamarca, Italia, Holanda o incluso Australia han confirmado los primeros casos reconocidos de la nueva variante de la Covid-19. Mientras tanto, el resto de los estados están pendiente de las tareas de secuenciación del virus para conocer si los casos positivos que reportan diariamente están vinculados con esta nueva variante.

Algunos de los expertos más reputados de Reino Unido ya han apuntado a que la nueva cepa está previsiblemente instalada en el viejo continente. “Probablemente esta nueva versión ya se ha extendido a muchos otros países de Europa”, ha admitido el investigador de la Universidad de Cambridge, Ravindra Gupta, según ha publicado El País.

La nueva cepa del coronavirus puede haber llegado ya a España

El Ministerio de Sanidad no tiene constancia de que la nueva cepa haya llegado ya hasta España, pero no ha rechazado de forma tajante la posibilidad. Los científicos nacionales examinan cerca de 5.000 secuencias diferentes de la Covid-19, pero hasta le fecha no habían puesto sus ojos de forma directa en la mutación que ha surgido en Reino Unido y que se propaga un 70% más rápido que el modelo original que llegó a Europa a principios de año.

La amenaza en el caso español todavía es mayor. Además de las frecuentes conexiones aéreas que conectan a Reino Unido con España, los investigadores británicos ya han comprobado las primeras pruebas de la extensión de la nueva cepa en Gibraltar, cuya frontera terrestre es frecuentada diariamente por ciudadanos de ambos países.

Estas evidencias hace pensar también a la comunidad científica española que la mutación está diseminada por el país. “Esta nueva versión del virus se detectará en España en cuanto analicemos los genomas de finales de noviembre y principios de diciembre”, ha expresado el genetista Fernando González Candelas, uno de los miembros del grupo español que analiza los genomas de la Covid-19.

Los científicos restan importancia al impacto de la nueva mutación

El hallazgo de la nueva cepa del coronavirus ha despertado una alerta sanitaria internacional que se ha saldado con la cancelación de prácticamente todo el tráfico aéreo con destino u origen a Reino Unido. Holanda y Bélgica fueron los primeros países en tomas drásticas medidas, que después secundó prácticamente toda Europa y buena parte de las potencias del extranjero. España ha sido la que más ha tardado en reaccionar pero desde hoy no habrá más vuelos al territorio británico.

A pesar de este nivel de emergencia, la comunidad científica no ha encontrado pruebas de que la cepa sea más letal ni de que provoque efectos más graves en los pacientes. Sí que se transmite de forma más veloz, lo que representa un problema añadido en los planes de contención de la pandemia a las puertas de la Navidad. Aun así, los investigadores calculan que hay cerca de 12.000 mutaciones diferentes de coronavirus en todo el mundo.

Los investigadores creen que la nueva cepa también podrá ser bloqueada por vacunas del coronavirus como la de Pfizer que utiliza el ácido ribonucleico (ARN) del virus para desencadenar una respuesta inmune en el organismo. Esa estructura continúa siendo la misma. “Por ahora no debe haber motivo de preocupación ante la nueva variante de Reino Unido, pero sí vigilancia”, ha sentenciado Candelas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.