Los condenados del ‘procés’ abandonan la prisión tras recibir los indultos

Los nueve dirigentes quedan definitivamente en libertad entre los aplausos y abrazos de los simpatizantes que se han congregado a las puertas de la cárcel

Los presos del procés han abandonado la cárcel pasadas las 12.00 horas de este miércoles después de que el Tribunal Supremo ha ordenado su excarcelación en aplicación del indulto parcial del Gobierno, que conmuta el tiempo que les quedaba por cumplir de las penas de entre nueve y trece años de prisión. EFE/Quique García

Los dirigentes independentistas condenados en el juicio del ‘procés’ han abandonado definitivamente la cárcel después de haber recibido el indulto por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Oriol Junqueras, Jordi Turull, Räul Romeva, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Dolors Bassa ya están en libertad.

La cúpula independentista condenada por el referéndum ilegal de independencia de 2017 ha salido casi al unísono de la prisión entre los aplausos, abrazos y gritos de apoyo de los simpatizantes independentistas y de los altos cargos de la Generalitat que se han acercado a las puertas de las instalaciones. El presidente catalán, Pere Aragonès, ha cancelado toda su agenda para dar apoyo a sus compañeros de partido.

La primera en abandonar la cárcel ha sido la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha salido de las instalaciones penitenciarias de Was Das, dando abrazos a su compañera de partido Marta Villalta y a la actual presidenta de la cámara parlamentaria, Laura Borrás. “Conseguiremos el fin de la represión para todos los exiliados y los represaliados“, ha festejado.

Minutos después han salido juntos todos los hombres la cárcel de Lledoners donde han permanecido más de tres años desde que el Tribunal Supremo les condenara por delitos de sedición o malversación de caudales públicos. Su salida se ha convertido en una gran piña de amigos y simpatizantes que han entonado los cánticos de “amnistía” y de “independencia”.

El presidente de Omnium, Jordi Cuixart (d), y el expresidente de la ANC, Jordi Sánchez (i), saludan a los simpatizantes que se han congregado a las puertas del centro Penitenciario de Lledoners. EFE

Los siete condenados han salido de las instalaciones penitenciarias alzando una pancarta sobre la que podía leerse “Freedom from Catalonia”, uno de los lemas con los que intentaron trasladar su discurso sobre el independentismo hacia el exterior. A las puertas les esperaban decenas de personas con banderas de la senyera.

Todos juntos han entonado la canción de Els segadors, el himno oficial de Cataluña. Mientras que hasta ahí han portado también una llama del Canigó, otro de los símbolos de la cultura de la comunidad.

La última en poner un pie fuera de la cárcel ha sido la exconsejera Dolors Bassa que permanecía en la prisión de Basses. “Esto es un primer paso de los indultos que abren la puerta de hacer las cosas en política”, ha celebrado.

Noticia en ampliación