Los expertos alertan: la nueva variante británica se extenderá por todo el mundo

La jefa del programa de vigilancia genética del Reino Unido, Sharon Peacock, augura que la lucha contra el coronavirus se prorrogará durante al menos diez años más

Una enfermera ajusta el Equipo de Protección Personal a un enfermero antes de entrar a un box de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Lucia de Cartagena. EFE/Marcial Guillén/Archivo

Una enfermera ajusta el Equipo de Protección Personal a un enfermero antes de entrar a un box de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Lucia de Cartagena. EFE/Marcial Guillén/Archivo

La nueva mutación de la cepa británica del coronavirus amenaza con poner todavía más difícil la lucha contra la pandemia. De la variante inicial, la conocida científicamente como B117, ha surgido una nueva, la E484K, popularmente llamada Erik, que, según ha pronosticado la jefa del programa de vigilancia genética del Reino Unido, Sharon Peacock, se extenderá por todo el mundo.

Esta nueva mutación es conocida como “la variante de preocupación”. Fue identificada por las autoridades sanitarias del Reino Unido y, hasta el momento, tan solo se han detectado 21 casos, según ha informado Reuters.

Tendremos que convivir con el virus diez años más, según Sharon Peacock

“Una vez que hayamos controlado el virus o que haya mutado para dejar de ser virulento, es decir, para causar enfermedades, podremos dejar de preocuparnos por él”, ha señalado Peacock en declaraciones a la BBC. No obstante, augura que tendremos que convivir con el virus durante al menos diez años más.

La nuevas mutaciones pueden afectar a las vacunas

En el contexto actual el principal problema que presenta esta nueva mutación de la cepa británica es que afecte a la vacunación. Un estudio científico en fase preliminar de la Universidad de Cambridge concluyó que la vacuna de Pfizer es eficaz contra la variante británica, pero que es mucho menos efectiva cuando la enfermedad contiene la mutación E484K.

Los autores observaron que las personas que entran en contacto con esta nueva evolución de la Covid-19 necesitan unos niveles sustancialmente más altos de anticuerpos para poder bloquear la entrada del virus en el organismo.

“Las mutaciones podrían potencialmente socavar las inyecciones”

Peacock ha asegurado que las vacunas aprobadas hasta el momento -Pfizer, Moderna y Astrazeneca- son efectivas contra las variantes en el Reino Unido. Pero ha alertado: “Las mutaciones podrían potencialmente socavar las inyecciones”.

La aparición de esta mutación adicional E484K ha despertado todas las alarmas en Reino Unido que trata de conocer a contrarreloj su nivel de expansión entre la población. Por eso, las autoridades sanitarias han puesto en marcha un plan para realizar pruebas a domicilio en hasta 80.000 hogares del país.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.