Más de 200.000 personas se decantan por la segunda dosis de Astrazeneca en vez de Pfizer

Más de 213.000 personas rechazan la combinación de vacunas y eligen Astrazeneca para completar la pauta con las dos dosis en vez de Pfizer

Cola formada a la entrada del Hospital Zendal de Madrid. EFE/ Víctor Lerena

Cola formada a la entrada del Hospital Zendal de Madrid. EFE/ Víctor Lerena

El rechazo a combinar las vacunas de Pfizer y Astrazeneca se respiraba en los centros de inmunización, pero ahora las cifras lo avalan. En total, según los datos del Ministerio de Sanidad, 213.093 personas han elegido el fármaco británico para completar la pauta en la primera semana de vacunación de los menores de 60 años que se quedaron en el limbo -casi dos millones- tras la prohibición de este antídoto en esa edad. 

Como viene siendo habitual, esta nueva campaña de vacunación está envuelta en polémica. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dejado claro que la primera opción debe ser Pfizer y, en caso de que sea rechazada, se puede ofrecer la de Astrazeneca bajo la firma de un consentimiento. Aunque el Gobierno niegue que está en manos de la ciudadanía la decisión de qué vacuna inocularse, varios profesionales de la salud han asegurado a Economía Digital que en realidad así es el procedimiento.

Sin embargo, varias comunidades autónomas están en contra de esta postura, entre ellas Madrid, Baleares, Cantabria, Andalucía y Castilla y León. Y no solo se trata de una posición institucional. Según el informe de Sanidad, desde el pasado martes, 25 de mayo, que se reactivó la campaña de vacunación en Andalucía y Murcia y posteriormente en el resto de regiones, se han inoculado las dosis a un ritmo de 30.000 diarias

Hasta ahora se han administrado en España 5,1 millones de dosis de Astrazeneca, un 86,2% del total de dosis entregadas y de las que quedan todavía 825.778 viales para ser administrados en las próximas semanas, a la espera de la remesa de 1,3 millones que llega esta madrugada para estar disponible a primera hora de este jueves, según ha informado Efe.

Los menores de 60 años que recibieron una primera dosis de AstraZeneca, empezaban hoy a ser vacunados en el área sanitaria de Ourense con una segunda dosis. En la imagen, una mujer recibe la vacuna en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) . EFE/ Brais Lorenzo
Los menores de 60 años que recibieron una primera dosis de AstraZeneca, empezaban hoy a ser vacunados en el área sanitaria de Ourense con una segunda dosis. En la imagen, una mujer recibe la vacuna en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) . EFE/ Brais Lorenzo


Esta farmacéutica mantiene un litigio con la Comisión Europea por los problemas de suministro en las cantidades acordadas. De hecho, la Unión Europea decidió no renovar los pedidos con el laboratorio británico a partir de junio después de numerosas polémicas, motivo por el cual Darias insistiría en dar preferencia a la vacuna de Pfizer. El antídoto estadounidense tiene mucho más peso en el plan de vacunación: más de ocho millones de españoles tienen la pauta completa de este preparado y hasta 11 han recibido al menos una dosis.

Cuatro CCAA rozan el 100% de vacunados con Astrazeneca


La Comunidad de Madrid está en contra de las decisiones del Gobierno de Pedro Sánchez. La presidenta Isabel Díaz Ayuso ha recomendado la elección de la segunda dosis de Astrazeneca, siguiendo así las indicaciones de la Agencia Europea de Medicamento (EMA), que sugiere prestar atención a la ficha técnica de la vacuna. Y los madrileños le han hecho caso. Hasta un 95% de los citados se han decantado por esta opción, según ha informado la consejería de Sanidad regional.

Los datos son similares en Andalucía, donde según los datos recogidos por Efe, casi el 96% de los citados eligió el antídoto británico, al igual que Baleares con un 87% y Cantabria, donde el porcentaje es del 96%. Finalmente, en Castilla y León hasta un 97% de los trabajadores esenciales llamados a vacunarse optaron por no combinar las marcas.

El personal sanitario asegura que existe miedo a lo desconocido

El fármaco de Astrazeneca ha pasado de ser repudiado y visto como “el malo” a ser solicitado de forma masiva .Y el mensaje que envían los trabajadores esenciales llamados a vacunarse está claro: falta información y tienen miedo a lo desconocido.  

La vacuna de Astrazeneca se administrará a trabajadores esenciales de más de 65 años tras un acuerdo de la Comisión de Salud Pública | EFE/MB/Archivo
La vacuna de Astrazeneca se administrará a trabajadores esenciales de más de 65 años tras un acuerdo de la Comisión de Salud Pública | EFE/MB/Archivo

Esta es la percepción que tienen sanitarios de diferentes comunidades autónomas consultados por Economía Digital. La mayoría de ellos expresan la misma idea: el rechazo común a la mezcla y la desconfianza en los últimos ensayos clínicos sobre la combinación de vacunas. “Todos nos piden la de Astrazeneca y no tienen miedo, están súper seguros”, cuenta Belén G, enfermera del Sector II de vacunación de Zaragoza.  

“Un paciente usó una frase que define muy bien la percepción general -relata Belén- nos dijo que ‘tampoco mezclábamos diésel y gasolina’ para explicarnos su postura y, en resumen, es lo que nos está diciendo todo el mundo”. Algo similar ocurre en la Comunidad de Madrid. Javier Del Águila, médico residente en medicina preventiva y salud pública del hospital de Móstoles, observa que el principal problema es la desconfianza y la incertidumbre. “Los pacientes sienten que se hace experimentos con ellos y es lo que no les gusta, no quieren la novedad”, asegura.  

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Noelia Tabanera