‘Meridiana sin Cortes’ gana adeptos: “Los vecinos hacemos lo que no hace la Generalitat”

El movimiento que intenta evitar los cortes de tráfico en una de las principales avenidas de Barcelona ya logró la semana pasada abortar una protesta de los independentistas

Manifestación de vehículos de Merdiana sin Cortes – Foto: Ana Carrasco González

A las 19.30h, hora punta para el tráfico de la ciudad, un pequeño grupo de manifestantes independentistas, bajo el lema de ‘Meridiana Resisteix’, se desplaza hasta la avenida de la Meridiana de Barcelona y corta sus ocho carriles. Desde hace casi dos años, esto se ha convertido en una tradición en el barrio de Sant Andreu , pero cada vez hay más vecinos molestos.

Ante el hastío que provoca el corte del tráfico en una de las principales avenidas de Barcelona, el colectivo ‘Meridiana sin Cortes‘, un movimiento impulsado por un grupo de vecinos preocupados ante la imposibilidad de que el tráfico siga su cauce rutinario, intenta frenar este problema a través de la vía burocrática.

“Somos gente demócrata y, por lo tanto, pensamos que el derecho a la manifestación es legítimo, pero el derecho a la manifestación no implica cortar todos los días la avenida de la Meridiana. Son cosas distintas”, explica Vicente Serrano, miembro de la plataforma y vecino de Sant Andreu.

El derecho a la manifestación no implica la justificación de cortar la avenida de la Meridiana

Vicente Serrano, miembro de ‘Meridiana sin Cortes’ y vecino de Sant Andreu.

El desamparo por parte del Gobierno catalán ha propiciado la creación de este movimiento. “Parece imposible que los vecinos hagan lo que no hace la Generalitat. Eso demuestra que el Govern no tiene la autoridad que tiene que tener y que no piensa en todos porque, de hecho, somos mayoría los que no queremos estos cortes”, reconoce Serrano.

Sin embargo, ‘Meridiana Resisteix’ cuenta con el respaldo de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la entidad encargada de solicitar cada día el permiso para cortar la calle de manera impune, y con la permisividiad de un dispositivo policial de la Guardia Urbana, que se sitúa varios metros más abajo de la Merdiana para desviar el tráfico y deja, aproximadamente, medio kilómetro de avenida libre para una manifestación de “cuatro y el gato”, según detalla Serrano.

De hecho, un informe de la Guardia Urbana revelado el pasado mes de diciembre desveló que el operativo policial que requiere la manifestación en la avenida cuesta entre 1.500 y 3.000 euros diarios, un importe que el Ayuntamiento de Barcelona asume sin trabas.

Manifestación independentista en la avenida de laMerdiana – Foto: Ana Carrasco González

Vicente Serrano asegura que este colectivo, surgido a raíz de la iniciativa de algunos vecinos preocupados ante los continuos cortes, solo quiere que no se corte el tráfico en la avenida de la Merdiana de 19.30h a 21.00h, pues se “tiene que dar un rodeo increíble”.

Hasta los independentistas están cansados

El caos es total: “Es una avenida muy importante de comunicación y, por lo tanto, no solo molesta a los vecinos de Sant Andreu, esto molesta a toda Barcelona”.

Asimismo, a pesar de que el corte congregaba en sus inicios a cientos de personas, con el tiempo y, también tras la liberación de los presos del procés, la acción de protesta ha perdido peso. Además, desde ‘Meridiana sin Cortes’ afirman que “ya no solo hay constitucionalistas en contra de estos cortes, ahora ya hay independentistas que también están molestos“.

Ya no solo hay constitucionalistas en contra de estos cortes, ahora ya hay independentistas que también están molestos

Vicente Serrano, miembro de ‘Meridiana sin Cortes’ y vecino de Sant Andreu.

Al principio sí que había un objetivo. Es su lucha, pero creo que han confudido las cosas porque, en principio, los cortes eran por los presos políticos pero, ahora insultan a los vecinos que no quieren cortar la avenida”, afirma Maximiliano Ybañez, vecino de Sant Andreu del Palomar.

Ybañez explica que “la Policía ha actuado varias veces”, pero sin demasiado efectol: “Todo esto perjudica al tráfico porque esto no deja de ser una de las principales salidas o entradas de Barcelona”.

“Yo al principio estaba muy a favor, y obviamente es respetable, pero se han olvidado del objetivo principal. Yo creo que ya basta, sobre todo, por lo agresivos que se ponen. Yo como vecino lo he visto muchas veces. Una vez un motorista quiso ir a pie con su moto por la avenida cortada y empezaron a insultarle”, añade el joven de 23 años, cansado de las manifestaciones de ‘Meridiana Resisteix’.

Otra vecina, cuyo nombre ha querido conservar en el anonimato, afirma que aunque está a favor de las manifestaciones del colectivo independentista, tiene que hacer “un buen rodeo para entrar en su calle”, pero asegura que “no pasa nada”.

Sin embargo, agradece que la semana pasada no se cortaran las calles y se desplazara la concentración a la plaza que se sitúa en frente de la estación de Rodalies de Sant Andreu.

‘Meridiana sin Cortes’ ya ha parado una protesta

Y es que la semana pasada ‘Meridiana sin Cortes’ logró evitar el corte de la circulación de la vía. “El parón de la semana pasada lo hemos evitado nosotros porque habíamos hecho la petición de la manifestación de vehículos y parece ser que entró la nuestra antes que la de ellos por lo que no han podido modificarla”, comenta con satisfacción Vicente Serrano.

“Lo único que queremos es que no corten. El otro día – el pasado 27 de julio- fue impresionante, la gente aplaudiendo. Había mucha gente agradeciéndonos la labor o uniéndose a las pitadas. Es que hay un hastío total“, afirma Serrano sobre la manifestación de vehículos que realiza Merdiana sin Cortes.

Sin embargo, desde ‘Merdiana Resisteix’ aseguran que volverán a cortar el tráfico y, de hecho, Vicente Serrano confirma que “después de agosto la idea de los manifestantes independentistas en la Meridiana será volver a cortar y preparar el 11S”. Avisa, eso sí, que “veremos a ver si podemos evitarlo“.

Avatar