PSOE y Podemos adelantan por sorpresa la reforma del CGPJ con el recurso de los jueces pendiente

PSOE y Podemos aprueban la celebración de un Pleno Extraordinario el próximo jueves para acelerar la reforma del CGPJ sin escuchar previamente a los jueces.

PSOE y Unidas Podemos, con el apoyo de sus socios de investidura, han incluido este lunes por sorpresa el debate de enmiendas a la totalidad para acelerar la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sin escuchar al resto de partidos ni a los propios jueces, en quienes recae de facto la norma.

Los dos partidos que conforman el Gobierno de coalición han incluido este lunes en la Junta de Portavoces del Congreso la celebración de un Pleno Extraordinario el próximo jueves para acelerar todavía más los trabajos en torno a la reforma del CGPJ, para limitar sus funciones cuando haya finalizado su mandato como en la actualidad.

La medida ha causado un enorme revuelo entre la oposición, ya que ha sido introducida “por sorpresa”, según aseguran en el PP, y sin haber resuelto antes la reconsideración presentada de los acuerdos de la Mesa contra el procedimiento de urgencia establecido y por no solicitar informes que el PP consideraba preceptivos, como el del propio CGPJ o la Comisión de
Venecia.

Los jueces advierten de que no se respeta la separación de poderes

El pasado jueves, el órgano de los jueces en Pleno concluyó que la reforma que pretende aprobar el Ejecutivo de coalición no respeta la separación de poderes.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, reunido junto al resto de magistrados que conforman el órgano. Foto: EFE

Los magistrados ya instaron a la Mesa de la Cámara a reconsiderar la tramitación urgente de su limitación de funciones y el órdago aumenta con la aprobación este lunes de la celebración de un Pleno extraordinario el próximo jueves, por parte de PSOE y Unidas Podemos, para continuar sin escucharles, ni siquiera esperar a que se resuelva la queja de los magistrados, para acelerar su reforma.

El CGPJ ya lamentó la semana pasada el “caso omiso” que le hizo el Gobierno a este órgano en diciembre, cuando también señalaron que su reforma podría ser un camino peligroso en lo que concierne a la libertad. Este lunes, el Gobierno y sus socios de investidura desoyen por tercera vez al órgano de los magistrados para proceder al debate a las enmiendas a la totalidad de la norma que restringe sus derechos constitucionales, sin haber podido expresar ningún tipo de opinión al respecto.

El PP lo considera “inadmisible”

A juicio del PP, debatir las enmiendas de totalidad en un próximo Pleno extraordinario el jueves sin haber resuelto antes la citada reconsideración es “inadmisible” y tanto como admitir que serán rechazadas las peticiones del PP, entre otra la de los informes previos a la reforma desde el Consejo y la Comisión de Venecia.

La portavoz del Partido Popular en la Junta de Portavoces, Cuca Gamarra, conversa a su llegada a la reunión de la Junta de Portavoces este lunes en el Congreso de los Diputados. EFE/J.J. Guillen POOL

El PP considera que si se impone el trámite de urgencia y la totalidad se debate el jueves, cualquier escrito de reconsideración debería haberse resuelto antes también con carácter de urgencia. La portavoz popular en el Congreso, Cuca Gamarra, considera que “la declaración de urgencia decretada por la coalición de gobierno es selectiva y caprichosa, lo que la convierte en arbitraria, al considerar urgentes los trámites que les convienen mientras los escritos de la oposición se mantienen durmiendo el sueño de los justos”.

En su escrito de reconsideración sobre dos acuerdos de la Mesa, el GPP considera “inadmisible” la adopción de una reforma como la del CGPJ adoptada mediante la tramitación de urgencia sin dar audiencia a todos los sectores implicados, y añade que la “imperatividad” del referido informe del órgano afectado era “inequívoca a la luz del evidente fraude de ley en la utilización de la fórmula de la Proposición de ley”.

Cs propone que los jueces nombren a sus vocales

El Grupo parlamentario Ciudadanos, por su parte, ha contraatacado al Gobierno registrando este lunes una enmienda a la totalidad a la reforma propuesta por PSOE y Podemos para impedir que el CGPJ pueda hacer nombramientos estando en funciones. En el texto, los de Inés Arrimadas proponen directamente la vuelta al sistema inicial de nombramiento de los 12 vocales judiciales para dejar en manos de los propios jueces y así “preservar la imagen de independencia del órgano constitucional”.

Inés Arrimadas y Edmundo Bal, portavoces de Ciudadanos en el Congreso. Foto: EFE/Ballesteros

Los naranjas recuerdan la sentencia del TC de 1986 que advirtió de las “consecuencias perniciosas” que se podían derivar de dejar el nombramiento de los 12 vocales jueces en manos del Parlamento, un sistema que, pese a ese aviso, fue avalado por el propio tribunal, aunque recomendaba su sustitución.

Ciudadanos apela al “descrédito generalizado de la Justicia“, señalando que “España se encuentra entre los países europeos con peor percepción de la independencia judicial”, según la Comisión Europea. “a independencia responde más a una cuestión de apariencia e imagen”, destacan en el texto registrado.

Los jueces meditan ir al Constitucional

Tal y como publicó en exclusiva Economía Digital, los jueces ya estaban estudiando presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional ante el caso omiso del Congreso y del Gobierno de coalición. Los magistrados no quieren dejar pasar este asunto, que consideran, en privado, “de gravedad” ante la falta de debate sobre una ley fundamental.

Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial. Foto: EFE

“No solo desconoce el papel del Consejo como garante de la independencia de jueces y magistrados, sino que también le impide pronunciarse sobre la adecuación de la reforma propuesta a los principios constitucionales y a los estándares europeos de todo Estado de Derecho”, señalan.

Las mismas fuentes explican que tras insistir en que la reforma legal propuesta por los partidos del Gobierno supone una injerencia en el Poder Judicial y va contra el artículo 122 de la Constitucional Española y el artículo 19 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, sería necesario “pasar a mayores” y eso incluye al TC.

“Se podría presentar un conflicto de atribuciones para dejar constancia de que la reforma que plantean es inconstitucional”, explicaron a ED desde el CGPJ. Una acción que no paralizaría ni mucho menos la reforma, pero dejaría constancia de que fue aprobada sin el visto bueno de los propios jueces. Un revés para el Gobierno ante lo que muchos califican de “mordaza” a la Justicia.

Las mismas fuentes recuerdan que la “baza de Europa” no está agotada porque todavía falta por conocer el dictamen que realizan en Bruselas sobre la reforma que busca limitar los nombramientos del órgano judicial cuando esté en funciones. También señalan las advertencias del Grupo de Estados Contra la Corrupción (GRECO) que apuntan en el mismo sentido que defienden los propios magistrados. Varios magistrados no se dan por vencidos, apuntan a más acciones ante el caso omiso del Ejecutivo y esperan que se haga justicia.