Sánchez llama a Casado y le insiste en renovar el Poder Judicial sin ninguna propuesta clara

Sánchez insiste en renovar los órganos judiciales sin hacer pública ninguna propuesta nueva y Casado le recuerda su veto a Podemos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del PP, Pablo Casado, han mantenido esta tarde una “constructiva” conversación telefónica sobre el “reforzamiento institucional que necesita nuestro país” sin especificar ninguna propuesta clara.

Fuentes de Moncloa aseguran que ambos mandatarios han hablado, entre otras materias, de la renovación de órganos constitucionales cuyo mandato ha expirado, tales como el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo y el Consejo de Administración de RTVE, así como del voto rogado para los ciudadanos españoles residentes en el exterior.

El Gobierno de coalición no añade en el comunicado ninguna propuesta nueva a lo ya ofrecido por los socialistas estos meses atrás. Fuentes gubernamentales estaban a la espera de que pasaran los comicios catalanes para realizar una nueva propuesta a los populares y “la llamada es un primer acercamiento”, según responden desde Moncloa.

El líder del PP, Pablo Casado, ha reiterado, por su parte, sus condiciones para el reforzamiento de la independencia de los órganos constitucionales, la neutralidad de los medios públicos y el consenso para la reforma de la ley electoral.

Pedro Sánchez y Pablo Casado antes de su reunión en La Moncloa. Foto: EFE/FV/Pool

Los populares insisten en sacar a Unidas Podemos fuera de la ecuación y que no tenga ninguna cuota a la hora de la renovación del CGPJ. Los socialistas ya presionaron meses atrás con aprobar en el Congreso la reforma registrada para cambiar la mayoría en la elección del órgano de los jueces.

Si los populares no admiten estas presiones, los socialistas podrían continuar con su reforma, que sería aprobada con su socio de Gobierno, Unidas Podemos, y los socios de investidura. Lo que facilitaría la entrada de vocales propuestos por ERC, PNV, Bildu y Podemos. Es el plan de Iglesias desde el principio, publicado por Economía Digital. De esta manera, el vicepresidente segundo tendría, incluso, más cuota en la elección de los magistrados y se vería reforzado dentro del Gobierno. 

Dos años de bloqueo

En concreto, el órgano de gobierno de los jueces lleva con su mandato caducado más de dos años, en los que el PSOE y el PP han sido incapaces de cerrar un acuerdo para pactar los 12 nuevos integrantes del órgano que corresponde elegir al Congreso por una mayoría cualificada de tres quintos, aunque han estado a punto en varias ocasiones; la última, en verano, cuando el acuerdo ya estaba cerrado “al 99%” pero, según Sánchez, el PP lo rompió de forma “unilateral”.

Los ‘populares’ han argumentado estos meses que para poder llegar a un acuerdo es necesario que se cumplan tres condiciones: que Podemos “no entre en la ecuación de las negociaciones”; que “se avance hacia la despolitización de la Justicia” y que se retire la reforma que impulsaron el PSOE y Unidas Podemos para rebajar la mayoría necesaria para renovar el CGPJ.

Sánchez y Casado ya trataron sin éxito de desbloquear la renovación del CGPJ en diciembre, en otra llamada telefónica que duró 45 minutos pero que sirvió para lograr ningún avance, según criticó Moncloa, por la negativa de los ‘populares’ a renunciar a sus condiciones. Tras los comicios catalanes, los socialistas se acercan de nuevo a los populares para intentar cerrar un acuerdo que sus socios de Podemos no ven con buenos ojos.