Pedro Sánchez pospone a octubre el congreso del PSOE para fulminar luego a Susana Díaz

El líder del PSOE reunirá a los barones el próximo 23 de enero para afinar el calendario de los próximos congresos, donde los ‘sanchistas’ buscarán ganar más poder territorial

Susana Díaz, con Pedro Sánchez en un acto de campaña en Málaga / PSOE

El PSOE enfría su renovación hasta la segunda quincena de octubre. Así lo ha acordado este lunes la Ejecutiva del partido poniendo como excusa la pandemia. El 40 Congreso Federal se celebrará la segunda quincena de octubre y a éste le sucederán los cónclaves territoriales, entre los que destaca el andaluz y la posible sustitución de Susana Díaz.

La dirección del PSOE busca celebrar un Congreso Federal “presencial” para ensalzar la labor de Pedro Sánchez como secretario general del partido y, además, como presidente del Gobierno.

Sin apenas oposición, este acto dará el pistoletazo de salida a la celebración de los congresos territoriales y es aquí donde se abrirá la veda de la celebración de las primarias en Andalucía, que podrían celebrarse a finales de este año.

“El que quiera presentarse que lo haga, para eso están las primarias”, dijo este lunes el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo.

Desde el equipo de Díaz dan por hecho que la lideresa “se volverá a presentar” porque quiere seguir encabezando a la federación socialista más numerosa -la andaluza-. Díaz gana tiempo a la vez que consigue a más detractores entre sus filas que buscan disputarle el liderazgo con el plácet de una buena parte de Ferraz.

La ‘vía Sicilia’ gana adeptos con el paso al lado de Iceta

Entre los candidatos favoritos a suceder a Díaz se encuentra el diputado por Jaén, Felipe Sicilia. Fuentes socialistas apuntan a que Sicilia estaría dispuesto a presentarse contra Díaz, si consigue la venia y el respaldo de Pedro Sánchez, para seguir siendo “un gran activo” dentro del partido en caso de que éste perdiera ante la lideresa. “Es necesario un cambio, no un recambio”, aseguró Sicilia.

La ‘vía Sicilia’ gana adeptos tras lo sucedido en Cataluña. El paso a un lado de Miquel Iceta, hasta el momento secretario general del PSC, por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para presentarse como candidato a la Generalitat el 14 de febrero, despierta la ilusión entre los detractores de Díaz.

Los socialistas críticos saben que la andaluza pretende resistir y no se apartará por su propia voluntad. En el partido también se recuerda que Sánchez ya ofreció a la líder andaluza presidir el Senado y ésta rechazó la oferta. También se le buscó un puesto en Bruselas, según cuentan las fuentes consultadas, y volvió a aplicar aquello del ‘no es no’.

Susana Díaz busca alargar el máximo el Congreso Federal

El entorno de Díaz busca retrasar lo más tarde posible la celebración de las primarias para que se considere que no es momento de plantear grandes cambios al frente de la federación. Por su parte, los críticos temen un adelanto electoral que dé al traste con sus más fervientes deseos: arrebatar el bastón de mando a Díaz.

Los comicios autonómicos tocan en diciembre de 2022 y el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ya ha recordado en varias ocasiones que va a “agotar la legislatura”.

 Las fechas se decidirán tras el Comité Federal ordinario que se reunirá de forma telemática el próximo sábado 23 de enero para establecer un calendario congresual.

Las dos facciones dudan sobre la fecha del congreso regional y afirman que “podría celebrarse a finales de este año o en 2022”. A partir de ahí, comenzará la batalla sin cuartel entre unos sectores y otros de la federación andaluza por el liderazgo.

Está por ver cuántos candidatos se presentan contra Díaz, “si existe algún tapado de Ferraz”, comentan desde su entorno, pero, en todo caso, “se aplicará el reglamento y se respetará el resultado de las primarias”, da por hecho Cornejo. Los socialistas terminarán el año con numerosos procesos, donde los ‘sanchistas’ esperan neutralizar las pocas voces críticas que todavía se mantienen en las federaciones.