Sanidad endurecerá las restricciones de la hostelería en zonas de alta incidencia

Los técnicos sanitarios modifican el semáforo del coronavirus con el objetivo de cerrar bares y restaurantes cuando la incidencia supere los 150 casos por 100.000 habitantes

La Ministra de Sanidad, Carolina Darias, ofrece una rueda de prensa para explicar los acuerdos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, este miércoles en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El Ministerio de Sanidad estudia la modificación del denominado semáforo del coronavirus, una tabla de indicadores epidemiológicos elaborada por los expertos en salud pública que sirve para facilitar a los gobiernos autonómicos la imposición de las restricciones. Por primera vez desde el pasado 22 de octubre, los técnicos del departamento han propuesto un cambio de los criterios, que se traducirá en un endurecimiento de las medidas para el sector de la hostelería.

La Ponencia de Alertas de Sanidad ha preparado ya una revisión del documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la Covid-19. La nueva versión recomendará a todas las comunidades que cierren los interiores de bares y restaurantes cuando la incidencia acumulada supere los 150 casos por cada 100.000 habitantes, lo que se considera como un nivel de riesgo alto para la salud pública, según ha publicado Eldiario.es.

Este nuevo escenario abocaría actualmente el cierre del interior de los establecimientos hoteleros en cinco comunidades autónomas. El último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias reveló que Madrid (228), Cataluña (172), País Vasco (199), Navarra (186) y Asturias (159) superan el umbral fijado. También están por encima de la marca las ciudades autónomas de Melilla (511) y Ceuta (215).

El principal cambio en la redacción del documento es que antes solo se limitaba a aconsejar la valoración de esta medida, mientras que ahora se constituirá como una recomendación explícita para todas las autonomías afectadas. En cualquier caso, la decisión final siempre recaerá en los gobiernos regionales que son los que tienen las competencias para aplicar las restricciones sobre esos sectores.

El cambio del semáforo debe debatirse entre todas las comunidades autónomas

Estos cambios propuestos para el semáforo del coronavirus deberán debatirse primero en la Comisión de Salud Pública que se reunirá para abordar el asunto este mismo jueves. Es un paso previo a llevar la propuesta ya al Consejo Interterritorial de Salud, que cada semana cita a los consejeros de todas las autonomías con la ministra de Sanidad, Carolina Darias. En la cita del miércoles, no se tocó el asunto porque los principales puntos del día estaban centrados en el plan nacional de restricciones de la Semana Santa.

Además de la recomendación de cerrar el interior de los establecimientos de hostelería, el documento también defiende otras medidas paralelas una vez que se ha alcanzado el nivel de riesgo alto para la salud pública como la limitación de las reuniones sociales a un máximo de seis personas o la reducción de la movilidad territorial

La Policía Nacional realiza un control en Murcia para velar por el cumplimiento de las restricciones de movilidad. EFE/Juan Carlos Caval
La Policía Nacional realiza un control en Murcia para velar por el cumplimiento de las restricciones de movilidad. EFE/Juan Carlos Caval

El semáforo del coronavirus utiliza por un lado los indicadores sobre la transmisión de la Covid-19 y por otro los datos de presión asistencial en los hospitales para calcular en cada momento en qué tipo de nivel de alerta se encuentran los territorios. El escalón más duro es el de riesgo extremo, que se produce cuando se supera una incidencia acumulada de 250 casos por cada 100.000 habitantes. Se considera también que se ha alcanzado el umbral si la ocupación de las camas supera el 15% en la planta de los hospitales o el 25% en las Unidades de Cuidados Intensivos.

Durante la tercera oleada de casos de coronavirus todos los indicadores quedaron obsoletos cuando se dispararon los contagios y los ingresos en los meses de enero y febrero, llegando a rozar los 900 positivos por cada 100.000 habitantes. Era casi cuatro veces el umbral de riesgo extremo. Actualmente el ritmo de contagios ha caído hasta los 132 puntos, pero la tendencia ha vuelto a invertirse en los últimos días.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.