Tezanos justifica por qué el CIS no vio venir la caída del PSOE en el 4-M: “No soy adivino”

Ante las numerosas críticas por los errores del 4-M, el presidente del CIS, José Felix Tezanos, justifica que no es un “adivino” y aboga por abrir un debate científicos para extraer conclusiones

José Félix Tezanos, presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas./ EFE

José Félix Tezanos, presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas./ EFE

El 4M dejó una clara ganadora, Isabel Díaz Ayuso, y un claro perdedor, José Félix Tezanos. El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) está acostumbrado a ser el protagonista en cada proceso electoral, pero en los últimos comicios de la Comunidad de Madrid se le fue de las manos. El sociólogo protagonizó varias polémicas: desde insultos al PP y sus miembros a realizar encuestas fuera de tiempo. Pero lo peor fue que no dio ni una con los resultados.  

 Diez días más tarde, el socialista –afiliado al partido desde los años 70- ha querido justificar sus errores. En un artículo de opinión publicado este sábado en El País ha subrayado que no es un “adivino” y que no pretende que el CIS se convierta en una “institución adivinadora”

“Quienes estamos al frente del CIS somos científicos sociales, comprometidos con los métodos, y con el ethos propio de la Ciencia”, ha asegurado, por lo que ha incidido en que lo único que cabe exigirle a este organismo es la sus ideas sean públicas “y no se dejen influir por ellas en el trabajo profesional”.  

Tezanos aboga por abrir un debate científicos para extraer conclusiones del 4-M

No obstante, ha reconocido que las encuestas preelectoral que publicó el CIS no acertaron a la hora de predecir cómo sería el panorama político madrileño tras el 4-M. Por ello, ha abogado por abrir un debate científico que ayude a sacar conclusiones útiles para la sociología y que, sobre todo, dejen a un lado las críticas contra su persona.  

Lo curioso en este sentido es que Tezanos no vio venir la caída del PSOE. En la primera de ellas, publicada el pasado 5 de abril, pronosticó un empate a 68 escaños entre el bloque de la derecha (PP y Vox) y el de la izquierda (PSOE, Más Madrid y UP). Dos semanas más tarde, el día 22, situó al candidato socialista a las puertas de la presidencia con el ascenso del bloque de la izquierda. Al final, solo dio en el clavo con dos cuestiones: la desaparición de Ciudadanos y el hecho de que Pablo Iglesias era el político peor valorado por los madrileños.   

Ante las críticas recibidas, que incluso llegaron por parte de la prensa internacional – uno de editores de The Economist, Michael Reid, dijo que debía dimitir– Tezanos ha recordado que el CIS en todo momento dio por ganador al PP. Lo único es que le dio entre seis y once escaños menos de los que obtuvo finalmente. Por otro lado, ha subrayado que acertó con el número de parlamentarios de Unidas Podemos y en el segundo predijo correctamente los diputados de Más Madrid y de Vox. 

Tezanos cree que la caída del PSOE se materializó en los últimos días

 “En contraste con estos aciertos, es evidente que nuestras encuestas no detectaron la caída del PSOE, posiblemente porque se produjo básicamente en los tres o cuatro últimos días”, ha explicado Tezanos. Los de Ángel Gabilondo tan solo obtuvieron el 16,85% de los votos y un empate a 24 escaños con el partido liderado por Mónica García, que incluso le superó en apoyos, frente a los hasta 38 escaños que pronosticó el CIS en la primera encuesta.  

“En contraste con estos aciertos, es evidente que nuestras encuestas no detectaron la caída del PSOE, posiblemente porque se produjo básicamente en los tres o cuatro últimos días”

“El CIS siempre ha acertado en la identificación de los partidos ganadores y, en varias ocasiones, se ha anticipado con notable precisión los repartos de escaños, como sucedió en las elecciones de abril de 2019, en las gallegas, en las vascas y en las catalanas, en las que nadie daba vencedor al PSC”, ha aseverado.  

Y ha añadido que tampoco es cierto que antes el CIS “siempre acertara”. En este sentido, ha recordado algunos de sus otros errores, como en los comicios generales de 2016 y cómo otras encuestadoras también fallaron con sus previsiones.  

Tezanos achaca los errores del pasado a los modelos de estimación “desfasados”

En cualquier caso, cree que los errores del centro sociológico en el pasado no se debieron a “la impericia de sus técnicos ni de sus presidentes”, sino a que se utilizaban modelos de estimación del voto de los años ochenta que “estaban desfasados”. “Las encuestas sociológicas, incluso las más rigurosas y mejor ejecutadas, operan con amplios márgenes de error, por lo que no deben ser fetichizadas ni petrificadas“, ha agregado. 

Finalmente, ha justificado que en los últimos años la sociedad española ha incrementado el nivel de volatilidad e impredecibilidad. Los electores ya no votan siempre al mismo partido y, además, desde hace siete años, el multipartidismo lo ha puesto más difícil. Tezanos ha señalado que aumentan las personas que deciden a última hora a quién votar o incluso cambian de opinión en el último momento.