Yolanda Díaz sobre Ayuso y Casado: «Están inhabilitados para gobernar»

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, cree que se está viendo "el peor rostro de la política y de la historia del PP" con la polémica entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, a quienes considera que "están inhabilitados para gobernar"

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz tras la sesión plenaria del Congreso de los diputados este jueves. EFE/ Mariscal

«Están inhabilitados para gobernar, no están capacitados para gobernar el país». Así de dura se ha manifestado este viernes la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, con el presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por la polémica suscitada entre ambos sobre la supuesta trama de espionaje por el cobro de una comisión por el hermano de Ayuso de un contrato adjudicado por el gobierno regional.

Díaz ha cargado contra los dirigentes ‘populares’ por la crisis que atraviesa el PP al ser preguntada por los periodistas en el marco de la clausura la Constitución del Consejo Estatal para el Fomento de la Economía Social tras 10 años, en donde ha lamentado que se «está viendo el peor rostro de la política» que «daña no solo al PP, sino a las instituciones democráticas y a la democracia».

«Estamos viendo lo peor de la política y de la historia del PP», ha dicho Díaz, al referirse a «luchas internas intestinas, presuntos supuestos de corrupción y espionajes presuntos», lo que «aleja a la ciudadanía de la política». A su juicio, «da la sensación de que el PP no dedica ni un minuto de su vida para trabajar por los problemas de la gente» y, por todo ello, ha afirmado que «están inhabilitados para gobernar».

Ante esta crisis del PP, Díaz ha mostrado su «preocupación» por tratarse, ha insistido, de «lo peor de la política y su afectación a la democracia, las instituciones y la desafección de la ciudadanía de la política». «No están capacitados para gobernar el país», ha sentenciado.

La polémica continúa

La polémica entre Casado y Ayuso se desató públicamente ayer, jueves, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid denunció el «trato cruel» de la dirección del PP a raíz de una información publicada por ‘El Confidencial’ sobre el supuesto espionaje a su persona por las sospechas del cobro de una comisión de 286.000 euros de su hermano por intermediar en la concesión por urgencia de un contrato de mascarillas autorizado por el gobierno regional en marzo de 2020, en plena pandemia.

Este mismo viernes Casado ha negado el espionaje pero se ha defendido del «montaje» que considera que se ha urdido contra él por indagar en el asunto a nivel interno del partido, que ha exigido que se esclarezca. Posteriormente, la presidenta regional ha admitido que su hermano cobró 55.850 euros por conseguir en China mascarillas pero el contrato fue «legal».

De hecho, los consejeros de Ayuso han comparecido para afirmar que «el contrato es absolutamente irreprochable y legal». El consejero de Economía Javier Fernández-Lasquetty ha detallado que el contrato está subido al portal de transparencia desde el 10 de junio de 2020 y «está revisado por la Cámara de Cuentas, como todos los contratos de emergencia». «No hay ni tacha ni reparo sobre ese contrato», ha apostillado.

La polémica, que ya ha provocado la dimisión del coordinador general de la Alcaldía de Madrid, Ángel Carromero, tras una conversación con el alcalde José Luis Martínez Almeida, tiene visos de prolongarse, toda vez que Génova ha aplazado el congreso del PP de Madrid hasta que se aclare el caso del contrato. Entre tanto, Más Madrid ha denunciado a Anticorrupción dicho contrato.