La primeras unidades del ID.· comenzarán a entregar en el verano de 2020. Fotografía: Volkswagen AG
stop

Volkswagen pisa el acelerador y eleva sus previsiones con el objetivo de producir 1,5 millones de coches eléctricos al año en 2025

Madrid, 31 de diciembre de 2019 (11:38 CET)

Volkswagen acaba de doblar su apuesta por los coches eléctricos: el fabricante alemán se propone ahora producir un millón de coches eléctricos en 2023 —un millón y medio en 2025— con el objetivo de "convertir en líder mundial en movilidad eléctrica."

Será en el verano de 2020 cuando comience a circular el primero vehículo eléctrico de la familia ID, el ID.3 presentado el pasado noviembre. Las primeras unidades se comenzaron a fabricar en noviembre, en la planta de Zwickau (Sajonia) y se ofrecerá en varios sabores, con autonomías de entre 330 y 550 kilómetros. Su precio arrancará justo por debajo de los 30.000 euros, según Volkswagen.

Las previsiones de Volkswagen son optimistas: prevé que para 2021 la fábrica de Zwickau estará fabricando hasta 330.000 coches eléctricos al año. El fabricante alemán dice tener "muy avanzados" los preparativos para fabricar modelos de la familia ID en EEUU y China.

Según Thomas Ulbrich, responsable de Volkswagen E-Mobility, El año 2020 será "clave" para la compañía por el lanzamiento del ID.3 y de otros modelos la familia ID que harán "visible" la "ofensiva eléctrica" del fabricante alemán.

2020, el "año del coche eléctrico"

Diversos analistas coinciden con que 2020 será el "año del coche eléctrico", impulsado en buena parte por un incremento en la oferta de modelos disponibles para el público.

Según analistas de la consultora IHS Markit, citadas por The Guardian, "el número de modelos eléctricos disponibles para los compradores europeos pasará de menos de 100 ahora a 175 a finales de 2020." Y la previsión es que la oferta supere los 330 modelos en 2025.

Sin embargo todavía la venta del coche eléctrico depende mucho de factores como las infraestructuras de carga y los incentivos fiscales. Según Bloomberg New Energy Finance, está comprobado que cuando desaparecen los incentivos fiscales la demanda de coches eléctricos "se desploma" —como sucedió en Dinamarca— e incluso cuando solo se reducen: en China las ventas de coches eléctricos cayeron un 16% cuando el gobierno redujo los subsidios.

Otros analistas coinciden en señalar que, de un modo u otro, la demanda de coches eléctricos se disparará en la UE en 2020. Entre otras cosas, a partir de mañana 1 de enero entran en vigor nuevas normas que limitan las emisiones para lo fabricantes: el tope para cualquier modelo se sitúa en 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, y superar ese límite conlleva —en teoría, al margen de la compra-venta de derechos de emisiones— en 95 euros por cada gramo por kilómetro recorrido adicional.

"Si esta norma hubiera estado en vigor en 2018 los fabricantes de automóviles habrían recibido multas por más de 33.000 millones de euros," dicen en The Guardian. Y la forma que tienen los fabricantes de reducir el promedio de emisiones de su catálogo de vehículos es fabricando coches eléctricos.

Más infraestructuras de recarga (y baterías)

El cambio de planes de Volkswagen (que hasta ahora trabajaba con el objetivo de fabricar un millón de coches eléctricos en 2025) la compañía también ha tenido que reformular otras áreas de negocio, incluyendo la de la infraestructura de carga Elli y la fabricación de baterías.

La filial Elli, de reciente creación, cuenta ya con más de 10.000 clientes —según la compañía— y prevé desarrollar, hasta 2025, 36.000 puntos de carga en toda Europa.

Precisamente durante la inauguración de la planta de Zwickau, la canciller alemana Angela Merkel se comprometió a elevar el número de puntos de carga del país desde los 20.000 actuales a 100.000 para 2021, y hasta un millón para 2030.

En cuanto a las baterías, Volkswagen ha creado una empresa conjunta con el fabricante de baterías sueco Northvolt para poner en marcha en Salzgitter una fábrica con capacidad para 16 gigavatios-hora.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad