Fotografía: Siemens
stop

El tramo de autopista electrificada dispone de una catenaria para suministrar electricidad a camiones híbridos, con motor diésel y eléctrico

Madrid, 08 de mayo de 2019 (17:26 CET)

En 2012 Siemens inició las primeras pruebas para explorar la electrificación de tramos de carretera y autopista instalando catenarias (como en las vías de tren) a través de las cuales suministrar electricidad a cambios de propulsión híbrida, con motor diésel y motor eléctrico.

Desde 2017 la compañía ha utilizado un tramo de vía pública E5 entre las localidades de Weiterstadt y Langen, al sur de Fráncfort, para evaluar la idea. Ahora y desde esta semana ese tramo, de unos 10 kilómetros, entre en "servicio" para suministrar electricidad a unos 15 camiones especialmente adaptados, mientras se ultiman otros dos nuevos tramos electrificados en diferentes vías.

A los camiones adaptados se le ha instalado un pantógrafo retráctil que se extiende automáticamente cuando el cambio entra en un tramo de autopista electrificada. En ese momento el motor diésel se apaga, y el camión pasa a funcionar en modo totalmente eléctrico, sin emisiones directas de oxido de nitrógeno ni de CO2 y otros gases.

En ese tramo el motor diésel solo se vuelve a encender para realizar maniobras de adelantamiento, ya que únicamente el carril de la derecha, por el que habitualmente circulan los camiones, está electrificado.

La electrificación mediante catenaria o tendido eléctrico permite que otros vehículos, tanto turismos como camiones convencionales, utilicen el carril electrificado.

Camiones más eficientes y menos contaminantes

Según las pruebas de Siemens, cuando un camión circula por su autopista electrificada es "el doble de eficiente" que cuando circula propulsado con el motor de combustión; es decir, consume la mitad de energía, y además no emite gases contaminantes.

Todo el proceso de cambio entre la propulsión eléctrica y convencional se realiza de forma automática, sin intervención del conductor: al entrar en un tramo electrificado el pantógrafo se despliega desde el techo del camión y el motor diésel se apaga.

Al salir del tramo electrificado se sucede el proceso contrario, el motor diésel se pone en marcha y el pantógrafo se repliega en el techo de la cabina. Aun en vías sin electrificar el camión puede circular en modo eléctrico mientras haya carga en las baterías.

Los camiones híbridos circulan a la misma velocidad en modo eléctrico que en modo convencional, por lo que en teoría su incorporación y cambio de una tecnología a otro no debería interferir con el tráfico. Sin embargo este es uno de los factores que hay que analizar ahora, en situación de tráfico real.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad