Una empleada de Amazon coloca un pedido en el maletero de un automóvil. Foto: EFE/Amazon
stop

Amazon estrena un método de entrega lejos de lo convencional: dejar las compras en el maletero del coche de los clientes

Alessandro Solís

Economía Digital

Una empleada de Amazon coloca un pedido en el maletero de un automóvil. Foto: EFE/Amazon

Barcelona, 28 de abril de 2018 (04:55 CET)

Primero fueron los casilleros ubicados en partes estratégicas de la ciudad para que los clientes recogieran sus pedidos. Luego vino Amazon Key, la tecnología que permite a los repartidores entrar a los hogares y entregar las compras en el salón cuando no hay nadie en casa. Ahora es el turno de los maleteros de los coches.

Amazon alimenta su estrategia para evitar robos y aumentar la productividad con un nuevo modelo de entregas que ensaya en 37 ciudades estadounidenses. Si consigue el éxito con este método, el imperio de Jeff Bezos probablemente empezará a aplicarlo en sus negocios a nivel internacional.

The New York Times informó de que la empresa empieza a entregar pedidos en el maletero del coche a aquellos clientes que no pueden recibir sus compras en el trabajo o que temen que alguien los tome de la parte exterior de sus casas.

El nuevo sistema de Amazon localiza el coche de sus clientes para dejarles sus pedidos

El sistema es el mismo de Amazon Key: el coche debe tener una tecnología específica que permita al repartidor poner una clave para abrir el maletero, dejar el paquete y cerrar el coche. De momento la tecnología está disponible para coches marca Chevrolet, Buick, GMC, Volvo y Cadillac modelo 2015 o posterior.

La empresa asegura que pronto extenderá el programa a otras marcas de automóviles. De momento, las seleccionadas cuentan con un sistema (On Star y On Call, dependiendo de la marca) que localiza el coche vía satélite, envía la señal al repartidor y le proporciona una clave para abrir el maletero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad