Apple también lanzará tres nuevos iPhones en 2019. Foto: CC0

Apple rentabiliza sus móviles frente a Samsung, Xiaomi y Huawei

stop

Con la excepción de Apple, la venta de smartphones no es rentable para casi nadie, obligando a los fabricantes a buscar beneficios por otros medios

Barcelona, 15 de abril de 2019 (04:55 CET)

Las cifras varían dependiendo de quién firma el informe, pero todas apuntan a lo mismo: Apple es el único fabricante de móviles que percibe beneficios en el sector. Algunos dicen que Apple acumula más del 85% de las ganancias, y otros son más atrevidos y afirman que en realidad es el 100% de la rentabilidad mundial del sector de los smartphones.

Es una tendencia que se arrastra desde hace tiempo. Los datos de la consultora de Counterpoint reflejaron el año pasado que Apple vendió solo el 14% de los teléfonos móviles inteligentes que se comercializan en el mundo, pero consiguió el 86% de las ganancias que se generan en el mercado de los smartphones.

Sea cual sea la cifra real, lo cierto es que solo Apple fabrica móviles con fines de lucro. En conjunto, todos los demás están perdiendo dinero de alguna manera. Samsung y Xiaomi son algo rentables, pero si se toman en cuenta todos los costes fijos asociados al negocio la rentabilidad de estas empresas también puede tornarse cuestionable.

A la vez que el mercado mundial de los móviles se enfría, los fabricantes empiezan a ocultar cifras como las ventas por unidades. Apple lo hizo, y el resto del sector lo tomó como inspiración. Así las cosas, analizar el estado de salud del mercado es cada vez más difícil, lo que supone una invitación a revisar la historia de la tecnología reciente para intentar comprender.

Los datos del mercado invitan a pensar que la compañía con sede en Cupertino rentabiliza al máximo los escasos modelos que comercializa. Lo hace, incluso, con su catálogo demodelos antiguos, pese al esfuerzo inversor y en marketing que realizan sus competidores más cercanos.

Si no se venden móviles, se venden datos

El portal de noticias tecnológicas Digits to Dollars publicó esta semana un interesante análisis sobre la situación del sector de los smartphones y la anomalía de que uno de los productos más importantes en la historia del consumo moderno solo dé beneficios reales a una única empresa, que ni siquiera es la que más móviles vende (es Huawei, más que Samsung).

La web invita a revisar la historia de los ordenadores, que hace 20 años también parecían haber tocado techo y se enfrentaban al mismo problema. Las ganancias se desinflaron rápidamente y los líderes del mercado tuvieron que hacer milagros con márgenes muy ajustados, y los fabricantes empezaron a buscar alternativas de ingresos como el software.

Durante mucho tiempo, los fabricantes de ordenadores vieron el verdadero lucro en las licencias del software que instalaban en sus productos, lo que a su vez molestaba a los clientes y llenaba los equipos de anuncios y programas inútiles. No es diferente a lo que ha estado empezando a suceder con los móviles, pero además de software ahora se venden datos.

"Las empresas están empaquetando todo tipo de aplicaciones en los teléfonos", dice el análisis. "Algunas de estas apps son útiles, muchas ofrecen tasas de conversión de consumidores muy bajas, y algunas son francamente malintencionadas porque están espiando a los usuarios", añade. 

El autor recuerda el caso de un fabricante de móviles que hace unos años, antes de cerrar la fábrica, admitió que la única forma posible de ver beneficios era vendiendo datos a anunciantes y otros clientes. Otra forma de obtener ganancias es agrupar las ventas de móviles con otros productos y ofrecer "paquetes de dispositivos".

El argumento del portal es que no es casualidad que el enfriamiento del sector coincida con un malestar global por las repetitivas violaciones a la privacidad por parte de las tecnológicas. "Cuando las ganancias no existen, la única forma de ser viable es vender a los usuarios", algo que cada vez empieza a ser más conocido como "capitalismo de vigilancia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad