Fotografía: Apple
stop

Además de 'ordenador', Apple dice que el iPad Pro es 'perfecto' para jugar a videojuegos, y la evolución del mercado podría darle la razón

Barcelona, 17 de noviembre de 2018 (10:44 CET)

La presentación del nuevo iPad Pro de Apple fue reveladora. Por primera vez en los últimos años, la tecnológica californiana mostró avances en un sector en el que todavía no compite a plenitud: los videojuegos. Según la empresa liderada por Tim Cook, su tablet es la "mejor máquina de juego", lo que naturalmente fue respondido con escepticismo por parte de los jugadores.

No obstante, Apple tiene un plan para hacerse con una porción de la industria del videojuego, que se estima que tendrá un valor de 180.000 millones de dólares (unos 158.000 millones de euros) en 2021. Los "gamers" no están yendo en masa a comprar iPads, por el momento, pero los dispositivos (y la estrategia de Apple) tienen virtudes para reclamar un espacio en el mercado.

La gran pantalla y las nuevas opciones para cargar del iPad Pro robaron protagonismo a otra noticia del lanzamiento, pero en el evento Apple también envió mensajes sutiles para dar a entender que los "gamers" están, si no en el centro, cuando menos en la periferia de su estrategia comercial para los próximos años.

Los "gamers", en la mira de Apple

Apple afirma que el nuevo iPad Pro tiene gráficos de rendimiento como los de la consola Xbox One S. Entre sus declaraciones para atraer a "gamers", la compañía dijo que el juego Assassin's Creed: Odyssey corre a 120 cuadros por segundo, algo que "ninguna consola puede entregar".

Ante estas afirmaciones, algunos medios especializados han restado importancia al iPad Pro al señalar que no tiene mando a distancia y que aún es más cómodo jugar videojuegos desde consolas. No obstante, estudios recientes demuestran que el 60% de los gamers también utilizan el móvil para jugar, sin utilizar el mando.

Además, el 60% de los "gamers" juega videojuegos para el móvil en la tablet, mientras que el 30% de los jugadores prefieren utilizar estos productos en dispositivos móviles que en consolas. El videojuego más popular del momento, Fortnite, comenzó siendo solo para móviles y su popularidad fue tal que obligó a Playstation a aceptar el juego cruzado entre dispositivos.

Con su nueva estrategia, Apple quiere recoger el testigo del Nintendo Switch, una consola que borró las fronteras entre la televisión y los dispositivos con pantallas más pequeñas, pues ofrecía la opción de jugar de ambas formas. 

En un momento en el que las grandes firmas de videojuegos generan entre el 75% y el 85% de sus ingresos por las ventas digitales, y cuando cada vez se habla más de llevar el streaming al mundo de los "gamers" (de la misma forma que Netflix para los cinéfilos), el iPad Pro quiere posicionarse como una alternativa real a las consolas.

Apple pretende ganar 300.000 millones de dólares al año a partir de 2021. Si se lleva una porción del mercado de los videojuegos, podría lograrlo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad