Así quiere revolucionar Amazon el Internet de las cosas

stop

El gigante del comercio electrónico lanza Kinesis Analytics, una plataforma que permite analizar datos de sensores ubicados en productos cotidianos casi en tiempo real

Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon

Barcelona, 16 de agosto de 2016 (14:55 CET)

Después de poner patas arriba el comercio electrónico, Amazon pretende revolucionar el llamado Internet de las cosas (IoT), esto es, la conexión a la red de los objetos cotidianos. La compañía presidida por Jeff Bezos ha lanzado este martes Kinesis Analytics, una herramienta de transmisión de datos de sensores para su plataforma en la nube AWS. A través de este servicio las empresas pueden crear apps que analicen los datos obtenidos casi en tiempo real y aplicarlo a múltiples usos industriales.

Por ejemplo, una firma de alimentación que cuente con sensores de temperatura en las neveras podría crear alertas que le alertaran en tiempo real de posibles fallos de refrigeración. Otras aplicaciones a las que abre la puerta Kinesis Analytics son los sensores en la ropa para saber cuándo está a punto de romperse, las máquinas de gimnasio que envían información sobre el estado de salud de un paciente a un médico o incluso maquinaria agrícola preparada para poder funcionar de forma automática.

La flamante plataforma de Amazon tiene entre sus ventajas que transmite los datos con apenas 60 segundos de demora. Además, permite a los desarrolladores de apps extraer los datos y crear herramientas de análisis con cierta facilidad, ya que el servicio utiliza el estándar SQL, la plataforma en la nube de la empresa estadounidense.

La próxima revolución industrial

El Internet de las cosas (IoT, internet of things), la conexión a la red de los objetos de uso más cotidiano, es la nueva apuesta de la industria tecnológica. No en vano, en el Mobile World Congress de este año las principales marcas presentaron numerosos wearables (gafas y relojes inteligentes) y aplicaciones empresariales de lo que algunos ya llaman 'la próxima revolución industrial'.

Se calcula que en 2020 habrá 34.000 millones de dispositivos conectados a Internet, frente a los 10.000 millones actuales, y la inversión en esta tecnología alcanzará los seis billones de dólares durante los próximos cinco años.

Además, se espera que por medio de la IoT las empresas puedan reducir sus costes operativos, aumentar la productividad y expandirse a nuevos mercados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad