Edificio del Banco Central de Rusia, que denuncia el hackeo de las entidades del país.

El hackeo no cesa: Rusia denuncia ciberataques a sus ferrocarriles y bancos

stop

Además de los bancos rusos, Renault y la red de trenes alemanes son golpeados por el programa de bloqueo WannaCry

Barcelona, 13 de mayo de 2017 (14:16 CET)

Los efectos del programa malicioso WannaCry no cesan: Rusia revela que este sábado este ‘ransomware’ atacó los bancos del país, además de los sistemas informáticos de la compañía estatal de ferrocarriles, la RZhD.

"Hemos registrado que los bancos han recibido software malicioso de primer y segundo tipo”, informó el Banco Central de Rusia, que precisó que los recursos de las entidades y la información sensible no fueron comprometidos.

Las entidades no sufrieron daños debido a que el Banco de Rusia les había advertido a mediados de abril sobre posibles ataques de virus codificadores y los métodos para prevenirlos. A principios de mayo, este organismo también informó a todos los bancos del país sobre la amenaza del cobalt strike, un tipo de virus diferente al que protagonizó ayer el ciberataque masivo (ransomware).

A su vez, la corporación estatal RZhD, una de las mayores del mundo en el sector de los ferrocarriles, informó este sábado sobre un ataque contra sus sistemas informáticos por parte de un virus del tipo WannaCry. "En estos momentos el virus está localizado. Se está procediendo a su eliminación y a la actualización de los sistemas de defensa antivirus", agregó un portavoz de la compañía a medios locales.

La fuente agregó que, gracias a la reacción de la administración, no se han producido problemas técnicos ni retrasos en el transporte de pasajeros o mercancías.

Rusia es el país más golpeado por el programa WannaCry

Según la firma de seguridad Kapersny Lab, más del 90% de los ataques del viernes se dirigieron contra Rusia. Por la tarde, el ministerio del Interior ruso sufrió el bloqueo de 1.000 ordenadores por el programa WannaCry, “aunque los servicios vitales no se han visto dañados gracias al uso de sistemas operativos locales y el procesador ruso Elbrus”, dijo Irina Volk, portavoz ministerial.

Mientras que en España las autoridades de seguridad de Telefónica aseguran que los 200 ordenadores perjudicados están siendo restaurados, en otras partes del mundo se conocieron nuevos ataques: Renault admitió que fue golpeada por el programa que se diseminó en más de 100 países, y la red informática de los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn también fue invadida, aunque no ha alterado la programación de sus trenes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad