Cada 30 segundos una mujer recibe un insulto en Twitter. Foto: Energepic/Pexels

El creador de Linux califica a las redes sociales de "enfermedad"

stop

Linus Torvalds carga contra Twitter, Facebook e Instagram porque fomentan "el mal comportamiento" y no tienen "control de calidad"

Barcelona, 04 de abril de 2019 (18:49 CET)

"Detesto absolutamente las redes sociales modernas: Twitter, Facebook, Instagram. Son una enfermedad. Parecen fomentar el mal comportamiento". Así se ha referido a las plataformas digitales uno de los paladines de internet; un defensor de la libre expresión en la web y del conocimiento colectivo que puede impulsarse desde la esfera virtual.

El autor de las declaraciones, Linus Torvalds, es un ingeniero informático de origen finlandés conocido por haber creado Linux, un referente del código abierto y del software libre, y que es la base del sistema operativo Android, además de ser uno de los grandes tejidos de la web como la conocemos. Si él pudiera cambiar algo, serían las redes sociales.

Lo manifestó en una entrevista reciente con Linux Journal, en la que también dijo: "No estoy en ninguna red social (probé Google+ por un tiempo, porque las personas que estaban ahí no compartían las cosas normales sin sentido, pero obviamente nunca llegó a ninguna parte), pero todavía me molesta".

Torvalds: "El modelo de las redes sociales es basura"

Como uno de los programadores más famosos de la historia, Torvalds suele ser tan admirado como criticado, y su canal de Youtube muchas veces recibe cientos de comentarios de odio anónimos. Tanto profesional como personalmente, cree que las redes sociales eliminan las herramientas y señales sociales que generalmente forman parte de las conversaciones.

"Nadie puede oírte ser sutil", explicó, tratando de poner luz a uno de los problemas de la comunicación virtual: entender el sentido con el que se dicen las cosas. "Cuando no estás hablando con alguien cara a cara, y no tienes todas las señales sociales normales, es fácil pasar por alto el humor y el sarcasmo, así como la reacción del receptor", explicó.

Esto lleva a reproches, críticas y señalamientos que pueden evitarse con la interacción cara a cara, dijo. "Todo el modelo de 'me gusta' y 'compartir' es simplemente basura. No hay esfuerzo ni control de calidad. De hecho, todo está orientado hacia el reverso del control de calidad, con los objetivos de mínimo común denominador y click-bait, y cosas diseñadas para generar una respuesta emocional, a menudo una de indignación moral", agregó.

“Algunas personas confunden privacidad y anonimato”

Y, si a esto se añade el anonimato que brinda la web, el resultado es "simplemente repugnante". "El anonimato está sobrevalorado. Algunas personas confunden privacidad y anonimato y piensan que van de la mano y que proteger la privacidad significa proteger el anonimato, pero creo que eso está mal", comentó Torvalds.

"El anonimato es importante si eres un denunciante, pero si no puedes probar tu identidad tu diatriba en las redes sociales no debería ser visible, y no deberías poder compartirla o recibir 'likes' ", concluyó el creador de Linux. Sus críticas se suman a las de miles que llaman a eliminar el modelo de las redes sociales por causar más mal que bien, entre ellos incluso ejecutivos de Apple y ex empleados de Whatsapp, la app de mensajería propiedad de Facebook.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad