Fotografía: Gary Chan en Unsplash
stop

La red social advierte a los administradores y miembros de grupos que se dedican a la desinformación de que limitará el alcance de sus contenidos

Barcelona, 12 de abril de 2019 (11:46 CET)

Los grupos de Facebook podrán parecer círculos sociales –públicos o privados– inofensivos, en los que personas que comparten los mismos intereses pueden departir y alimentarse los unos a los otros. Esto es cierto para muchos grupos de la red social, en los que los usuarios pueden charlar con colegas del gremio, buscar trabajo o comprar objetos raros. Sin embargo, muchas veces también son trampolín de las fake news.

La guerra de Facebook contra la desinformación vira la atención a los grupos, una sección en la que últimamente se ha percibido un auge de contenidos relativos al movimiento anti vacunas, la homeopatía o la postura combativa respecto a asuntos sociales como la inmigración o la brecha de género. La solución de la plataforma digital pasa por reducir el alcance de los clanes basados en el "contenido problemático".

La red social matiza que sus normas aplican a todo el sitio, pero "diferentes áreas plantean diferentes retos cuando se trata de aplicarlas". La iniciaitva de las comunidades seguras, como le llama Facebook, tirará de la tecnología, el recurso humano y los informes de los usuarios para identificar y eliminar el contenido de los "grupos dañinos", ya sean públicos, cerrados o secretos, con el objetivo de "proteger a las personas".

"Ahora podemos detectar de forma proactiva muchos tipos de contenido violatorio publicado en los grupos antes de que alguien los reporte y, a veces, antes de que algunas personas los vean", avisó la empresa en una nota de prensa. En términos normales, Facebook cortará la trascendencia de cualquier publicación de un grupo que sus máquinas, empleados o informes señalen como falso y recurrente.

La técnica de los grupos de "contenido problemático" no se limita a compartir desinformación, sino a repetir. Publicar información falsa una y otra vez, hasta que sea creíble. "Comenzando en las próximas semanas, cuando revisemos un grupo para decidir si lo eliminamos o no, analizaremos las infracciones de contenido del administrador y moderador en ese grupo" para decidir si "el grupo viola nuestros estándares".

Facebook contra las fake news en stories e Instagram

El "contenido problemático" contra el que Facebook lucha también está presente en las stories de la red social, y por tratarse de un formato distinto, su tratamiento no puede ser el mismo. "El elemento efímero de este formato nos obliga a trabajar más rápido para eliminar contenidos prohibidos", explica la compañía, que también es propietaria de Instagram y Whatsapp, donde también hay stories.

"Las herramientas creativas que brindan a las personas la posibilidad de agregar texto, stickers y dibujos a las fotos y vídeos se pueden utilizar para aupar contenido prohibido, y debido a que las personas disfrutan de unir múltiples fotos y vídeos en las stories, tenemos que ver este formato como holístico: si evaluamos las stories individualmente caemos en un vacío y podríamos pasar por alto las violaciones a las normas".

Facebook quiere hacer con los stories lo mismo que ya hace con los enlaces de artículos en el news feed: mostrar todo el contexto sobre la información y el editor de la misma que le sea posible mostrar. Se desconoce cuándo aplicará este cambio ni si lo hará también en Instagram y Whatsapp. que tienen también sus dosis de desinformación contra las que Facebook también intenta luchar.

Estas y otras novedades forman parte del programa "eliminar, reducir e informar" de la red social, que comporta una limpieza de contenidos y grupos problemáticos, colaboración con periodistas y expertos para combatir las fake news, y un despliegue de herramientas de contexto para ayudar a los usuarios a balancear la información posiblemente sesgada que se difunde en la plataforma.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad