Fotografía: Ross Sneddon

La pandemia fortalece el delivery y el e-commerce

stop

Las plataformas de reparto y el e-commerce han sido clave para mantener a los ciudadanos confinados y sostener la actividad de muchos negocios

Madrid, 28 de mayo de 2020 (11:13 CET)

Desde el inicio de la epidemia de la Covid-19, primero en Wuhan y después en el resto del mundo, las plataformas de reparto a domicilio y de e-commerce han continuado operando con medidas seguridad para proteger a trabajadores y clientes, demostrado su importancia para mantener a los ciudadanos confinados.

Pero también estas plataformas —que se contratan generalmente a través de apps móviles— se han convertido en "servicio esencial" para muchos negocios —como restaurantes— al suponer la diferencia entre el cierre total o el mantenimiento de cierta actividad durante la pandemia.

En concreto el delivery se ha convertido en un "servicio esencial" para el sector de la restauración al convertirse en "el único soporte" que durante dos meses ha posibilitado la entrada de ingresos a sus establecimientos, según un estudio de Deliveroo, que revela que el 97% de los restaurantes planea adoptar el delivery "de forma permanente".

Además de posibilitar que muchos bares y restaurantes, entre otros negocios, mantuvieran su actividad —y por extensión la actividad económica adyacente, incluyendo proveedores o empleados— para el 60% también las plataformas de delivery ha hecho posible que durante la pandemia haya llegado a clientes que a los que de otra manera no habrían impactado.

"Los restaurantes entrevistados han mostrado de forma rotunda que sus previsiones de inversión en el sector [delivery] son más elevadas ahora que el pasado mes de enero," dicen desde la compañía. "Convertir el delivery en un pilar para sus negocios pasará por realizar mayores inversiones."

La "gran oportunidad" para el e-commerce y el pago digital

Además, según Kantar Worldpanel el comercio electrónico ha sido uno de los canales que más ha crecido en las últimas semanas hasta alcanzar una cuota "histórica" en nuestro país (3,1%, +1,3 durante las semanas de la crisis) con un aumento del 15,5% en el volumen de compradores.

El e-commerce tiene ahora "su gran oportunidad" para certificarse como uno de los grandes espacios para cubrir la demanda de los consumidores.

En estudio de Kantar revela que el e-commerce ha experimentado una "imponente evolución" entre los mayores de 65 años y también para la compara de productos frescos demuestra que está superando sus barreras históricas.

También durante el confinamiento muchas personas se han iniciado o han ampliado el comercio a distancia y el e-commerce. Tanto compradores como vendedores de comercios y tiendas locales han explorado nuevas opciones de pagos y de cobros en muchos casos a través del móvil, lo que está contribuyendo a crear un nuevo ecosistema de consumo.

Relacionado: Cinco tecnologías de consumo fortalecidas por el coronavirus.

Mayor adopción y más inversión en innovación

También el 84% de los restaurantes encuestados por Deliveroo afirma que invertirá en atención al cliente y un 82% indica que lo hará en tecnología y nuevos productos. También un 81% aumentará la inversión en márketing y un 81% en personalización, respuestas que, de promedio, suponen 20 puntos porcentuales más que con respecto al mismo estudio realizado en enero.

"Un dato relevante es que, entre las categorías que crecen, los restaurantes no se olvidan de la sostenibilidad: un 76% afirma que invertirá más en la sostenibilidad de su delivery a futuro."

En contraste el estudio de Delvieroo registró un descenso en las partidas de inversión destinadas a la atención en locales con menos previsiones de contratación de empleados y de ampliación de superficie.

El sector reclama un cambio regulatorio adecuado

Desde Deliveroo recuerdan no solo la contribución de la plataforma durante la pandemia —para mantener el negocio de muchos bares y restaurantes, y el empleo de muchos riders— sino que consideran "imprescindible" abordar un cambio regulatorio que, además recoger las demandas de los repartidores autónomos, garantice también la viabilidad del negocio.

"Reclasificar a los riders como empleados reduciría significativamente el número de riders disponibles, poniendo en riesgo no solo el trabajo de estos miles de personas sino la viabilidad del sector de la restauración y el delivery a futuro," dicen desde Deliveroo. "Una reclasificación forzosa perjudicaría la capacidad de ambos para generar ingresos, especialmente en un momento como el actual”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad