Fotografía: Lyft
stop

Los taxis con capacidad de conducción autónoma de Lyft se contratan vía app para realizar trayectos dentro de la ciudad de Las Vegas

Madrid, 03 de junio de 2019 (11:46 CET)

Presentados durante la celebración de la feria de electrónica CES de Las Vegas de 2018, los robotaxis de Lyft están disponibles comercialmente en aquella ciudad desde entonces. Y en el último año y medio han completado más de 50.000 trayectos sin incidentes importantes.

Según la compañía, la flota de vehículos de Lyft, que utilizan la tecnología de Aptiv, es actualmente la más grande de EE UU.

Técnicamente los BMW de Aptiv que utiliza Lyft no son coches completamente autónomos. En cambio disponen de sensores y de mapas GPS y 3D de alta precisión que les permiten circular por la ciudad cuando las condiciones son favorables.

Por seguridad y por cuestiones legales y dado que no son coches plenamente autónomos (lo que se conoce como autonomía de nivel 5) los robotaxis de Lyft disponen de un conductor al volante. El conductor sin embargo en principio no tiene que intervenir en la conducción.

Gran aceptación de los robotaxis

La presencia del conductor muy probablemente favorece la aceptación de los robotaxis entre el público. Según Lyft el 92% de los pasajero aseguró sentirse "muy seguro" o "extremadamente seguro" durante el trayecto.

Para la mayoría de los pasajeros (el 95% de ellos) se trataba de su primer viaje a bordo de un coche autónomo, y muchos de ellos repitieron después. El cliente que más veces ha utilizado los robotaxis de Lyft acumula 14 trayectos en los últimos meses.

Los robotaxis de Lyft se contratar a través de la app de Lyft, la misma que permite contratar viajes con vehículos convencionales al estilo de Uber o Cabify.

Los turismos que utiliza Lyft son BMW 540i con motor de combustión y provistos de sensores y cámaras que posibilitan la conducción automática, incluyendo sensores láser de largo y corto alcances, radar y antenas GPS. Los pasajeros visualizar toda la información relativa al trayecto a través de una pantalla situada en la zona de pasajeros.

Circulación más segura y fluida

Según Aptiv, la movilidad que ofrecen los robotaxis permiten circular más seguro, más conectado y de forma más sostenible.

Para Lyft este logro es un paso más hacia la revolución en el transporte y hacia la transformación de las ciudades en torno a los ciudadanos y no a los coches.

"La conducción autónoma es el epicentro de nuestra propuesta para reducir la dependencia individual del coche, vivir en un entorno más seguro y aliviar la congestión del tráfico al cambiarlos con otros medios de transporte compartidos como las bicicletas eléctricas o los patinetes y con el transporte público."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad