Fotografía: Sara Kurfeß en Unsplash

Microsoft cede: ya no es necesario 'expulsar' las unidades USB

stop

Windows 10 permite ahora por defecto desconectar las unidades USB directamente y sin expulsar de forma segura (como se ha hecho siempre 'mal', en realidad)

Madrid, 09 de abril de 2019 (09:35 CET)

Desde el principio de los tiempos de las unidades, discos, llaves o pendrives USB el sistema operativo Windows de Microsoft se ha asegura de recordar al usuario la imperiosa necesidad de "expulsar el hardware con seguridad" imponiendo al usuario un protocolo de desconexión para extraer una unidad USB sin el riesgo de perder datos en el proceso.

A partir de una reciente actualización de Windows 10 ya no es necesario seguir ese protocolo: las unidades USB se pueden desconectar del ordenador directamente; de igual forma que han hecho muchos usuarios durante muchos años, por desconocimiento o por pereza.

Cambio en la configuración por defecto

"Con Windows 10 1809 Microsoft ha cambiando la configuración predeterminada que se aplica a las unidades USB y otros medios extraíbles. El cambio significa que la política predeterminada que se aplica a los dispositivos de almacenamiento extraíbles ha pasado de "Mejor rendimiento" a "Expulsión rápida", por lo que ahora pueden extraerse directamente," explican en Betanews.

En cierto modo Microsoft cede en lo que puede ser un ejemplo de la diferencia entre interfaz de usuario y experiencia de usuario, la diferencia entre lo que se supone que debe hacer el usuario y lo que realmente hace. Y de paso pone fin al chiste de internet "la vida es demasiado corta para extraer las unidades USB de forma segura", que resume lo tedioso de una tarea que debería ser simple.

De hecho durante años ha existido el debate de si era necesario, siquiera conveniente o incluso si era un mito, expulsar "con seguridad" las unidades USB conectadas a un ordenador con Windows antes de extraerlas. Con la configuración anterior por defecto en teoría sí era necesario, o al menos conveniente; con la actual ya no lo es, aunque el usuario siempre puede cambiar esta configuración a su antojo o según sus necesidades.

"Mejor rendimiento" contra "Expulsión rápida"

Según explica Microsoft en su blog, Windows permite seleccionar entre dos modos de conexión lógica para las unidades USB externas o extraíbles. Cada configuración controla de qué manera el sistema operativo Windows interactúa con los dispositivos de almacenamiento externo.

La opción anteriormente por defecto, "Mejor rendimiento", utiliza una memoria caché entre el ordenador y la unidad. Esto mejora el rendimiento general, pero también incrementa las probabilidades de que al desconectar una unidad USB directamente se queden en la memoria caché datos que no se han copiado en la unidad externa, como un pendrive.

La nueva opción por defecto, "Expulsión rápida", prescinde de la memoria intermedia entre el ordenador y la unidad. Según Microsoft esto puede reducir el rendimiento (velocidad de lectura y escritura con la unidad externa) pero por otro lado garantiza que al extraer súbitamente una unidad USB no haya riesgo de pérdida de datos.

Por tanto ahora el usuario puede quitar el dispositivo sin utilizar el proceso de 'Quitar hardware de forma segura'; que es como han hecho siempre muchos usuarios, en teoría de forma "incorrecta."

La configuración también es aplicable a versiones no actualizadas y anteriores de Windows 10.

Hemeroteca

Microsoft
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad