Prosigue el calvario de Facebook en bolsa

stop

NASDAQ

Mark Zuckerber toca la campana en el estreno de Facebook en bolsa

04 de noviembre de 2012 (21:57 CET)

La salida a bolsa de Facebook ha sido una debacle para la tecnológica. En cinco meses, las acciones del grupo han pasado de valer 30 euros a llegar a un mínimo de 13,34 y, en los próximos 15 días, esta caída se puede acentuar. En dos semanas expiran las restricciones a las transacciones con información privilegiada --las que afectan a empleados del grupo-- y podrán salir al mercado un total de 1.030 nuevos títulos, que se sumarán a las 1.384 acciones que ya cotizan en el Nasdaq.

El mayor volumen de negociación podría provocar una nueva debacle en el parquet de la tecnológica, según los expertos. El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, reconoció que está “decepcionado” con el despeño del valor en bolsa de la tecnológica. El fundador de la red social se ha comprometido a no vender ninguno de sus títulos antes de septiembre de 2013, a pesar de que tiene las manos libres para hacerlo desde agosto, cuando expiró el bloqueo que existía para los ejecutivos.

Dos etapas

Los nuevos títulos no saldrán todos a la vez al mercado. Las restricciones terminan en dos momentos distintos: unos 230 millones de títulos la semana pasada y otros 800 millones el 14 de noviembre.

Los primeros empleados que podían desprenderse de su cartera de valores de Facebook no lo pudieron hacer de forma inmediata. El paso del huracán Sandy por Nueva York provocó el cierre durante dos días de la bolsa situada en Wall Street y el Nasdaq, por lo que tuvieron que esperar.

Venta de directivos

Tras la reanudación de la actividad brusátil, ha transcendido que la jefa de operaciones de la red social, Sheryl Sandberg, se embolsó unos 5,79 millones de euros al vender aproximadamente 353.000 acciones que estaban en su poder. Aunque no se deshizo de toda su participación, según publican varios medios estadounidenses. También han vendido títulos el principal abogado de la tecnológica, Theodore Ullyot, y el jefe de cuentas, David Spillane.

El primer ejecutivo que vendió rápidamente sus títulos fue Peter Thiel, uno de los inversores que confiaron en Zuckerberg. Pocas horas después de expirar el veto que existía, sacó al mercado casi todas las acciones que poseía de la empresa, que llegaban a los 22 millones de títulos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad