La UE obliga a Whatsapp a aumentar la edad mínima a los 16 años. Imagen: EFE

Whatsapp sube la edad mínima a 16 años (pero no servirá de nada)

stop

La nueva normativa de la UE obliga a las tecnológicas a aumentar la edad mínima de los 13 a los 16 años

Barcelona, 26 de abril de 2018 (20:15 CET)

La app de mensajería instantánea Whatsapp requerirá que los usuarios acepten que tienen 16 años o más para poder hacer uso de la plataforma. Así se lo exige a las tecnológicas el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea (UE), que entrará en efecto el 25 de mayo.

Al igual que Facebook, Twitter e Instagram, Whatsapp ya empezó a presentar las nuevas disposiciones de la UE a sus usuarios y a algunos les solicita que acepten los nuevos términos de servicio incluso un mes antes de entrar en vigencia. Cuando la actualización aparezca, deben confirmar que tienen más de 16 años.

Whatsapp lo solicita porque así se lo pide la UE, pero siempre en el estilo de las tecnológicas y las redes sociales (cabe recordar que Whatsapp es propiedad de Facebook), la empresa delimita su responsabilidad sutilmente. Basta con poner el check que indica que somos mayores de 16 años para seguir adelante, lo seamos o no. No hay mayor verificación.

España fija la edad mínima para utilizar Whatsapp en 14 años

Whatsapp parte de que, al menos en países como España, es necesario tener 16 años para tener una línea de móvil, pero no se detiene a desgranar las diferentes posibilidades, como que los jóvenes utilicen la app con una línea que pagan sus padres, por ejemplo.

De todas formas, el nuevo mínimo de edad solicitado por la UE poco impacto tendrá en países como España. El RGPD indica que las apps sociales sólo pueden usarlas los mayores de 16 años, pero también establece que cada país podrá decidir el límite, siempre y cuando sea sobre los 13 años (el mínimo requerido por Whatsapp en general).

Así las cosas, España fija la edad mínima para utilizar Whatsapp en 14 años, por lo que en principio se entiende que esa será la edad mínima en el país, a pesar de lo que diga la UE. Como siempre ha sido el caso, serán los padres de familia quienes tengan la última palabra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad