Google y Facebook se apoyan para sortear denuncias por monopolio y competencia desleal

Además de repartirse el mercado publicitario digital, Page y Zuckerberg acordaron colaborar en caso de que una demanda antimonopolio las señalara

2020 ha supuesto un antes y un después para el omnímodo poder del que disfrutan las grandes tecnológicas. También ha sido un año muy complicado para Google.

El pasado mes de octubre el Departamento de Justicia de EEUU anunció una demanda antimonopolio contra Alphabet, matriz de esta firma tecnológica. Hace unos días se supo que varios estados norteamericanos preparaban otra demanda también contra Google por sus conductas anticompetitivas. Solo un día después, los demandantes aseguraban que el buscador había pactado con Facebook repartirse el mercado publicitario digital.

Ahora también se sabe, gracias a una exclusiva de The Wall Street Journal, que Google y Facebook también acordaron apoyarse en caso de que una demanda antimonopolio les señalara. Algo que efectivamente ha ocurrido: también este mes se han anunciado dos demandas antimonopolio contra la compañía de Mark Zuckerberg impulsadas una por la Comisión Federal del Comercio de EEUU, y otra por cerca de medio centenar de fiscales de estados del país.

Un desenlace desastroso para Google y Facebook

Estas dos demandas contra Facebook podrían tener un resultado fatal para la compañía: buscan separar los negocios de WhatsApp e Instagram de la matriz.

Diez fiscales de signo republicano aseguraban en un borrador de la denuncia que finalmente presentaron que Google y Facebook alcanzaron un acuerdo en septiembre de 2018 para no competir en el mercado publicitario digital, algo que se conoció hace unos días. Google le dio a ese acuerdo un nombre en referencia a la saga Star Wars: Jedi Azul.

La propia demanda aseguraba que Google y Facebook fueron entonces conscientes de que ese acuerdo podría levantar suspicacias por parte de los reguladores, e incluso suponer la llegada de demandas por monopolio o prácticas anticompetitivas. Por esta razón acordaron también “cooperar y asistirse recíprocamente para responder a cualquier acción legal”.

“No manipulamos el mercado”

Un portavoz de Google ha defendido en The Wall Street Journal que este tipo de acuerdos son “muy comunes”. “Las denuncias de los estados no son ciertas. No manipulamos el mercado”.

La demanda que los fiscales de los estados presentaron la semana pasada no hacían mención alguna de la directora de Operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg. En el borrador, su nombre aparecía por los correos que remitió a su superior, el CEO de la red social, Mark Zuckerberg. En ellos, Sandberg aseguraba que el pacto alcanzado con Google era “un gran acuerdo estratégico”.

Facebook, por su parte, también ha considerado infundada la demanda de los fiscales, y ha incidido en que el acuerdo con Google se rubricó para generar “claros beneficios a anunciantes, editores y pequeñas empresas”.

No ha trascendido a cuánto ascendería este acuerdo entre Google y Facebook, pero según los borradores de la demanda presentada, un documento de Facebook lo describía como “relativamente barato”. Un informe de Google apuntaba que si no podían evitar “competir con Facebook”, lo que harían sería “colaborar con ellos para construir un foso”. Ninguna de estas citas aparece en la demanda que se ha presentado finalmente, según detalla The Wall Street Journal.

Los frentes abiertos de Zuckerberg

En los borradores de las demandas a los que ha tenido acceso el medio económico sí aparecen otras referencias a más documentación interna de ambas firmas. Por ejemplo, unos mensajes internos de Facebook, remitidos por el equipo negociador de la compañía al mismísimo Zuckerberg. En ellos, el equipo exponía al CEO las opciones con las que contaba: invertir miles de millones de dólares más y contratar cientos de ingenieros, o llegar a un acuerdo con Google.

Nada de esta información aparece en las demandas que finalmente se han presentado hace apenas unos días. Sí es cierto que Google también alcanzó un acuerdo con Apple por el que el fabricante del iPhone se podría ver afectado en caso de que prospere cualquiera de los frentes legales que el buscador tiene abiertos.

Para cerrar el triángulo, Apple está manteniendo una tensa bronca pública con Facebook. En la próxima actualización del sistema operativo del iPhone, el iOS, Apple permitirá a los usuarios impedir que muchas plataformas puedan rastrear sus gustos a través de sus móviles.

Noticia original: Business Insider

Autor: Alberto R. Aguiar