El precio del alquiler cae más de un 5% en la Comunitat Valenciana

Las inmobiliarias creen la vacunación podría traer estabilidad al mercado

8013040008001w

Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2019, el 15,3% de los hogares de la Comunitat Valenciana (CV) se hallaba en régimen de alquiler. Casi dos puntos más que en 2004, antes de la crisis financiera que provocó el colapso de la burbuja inmobiliaria. Unos datos algo inferiores al porcentaje de viviendas en régimen de alquiler a nivel nacional, que es del 18%.

Pues bien, todos estos alquileres han ido a la baja, ya que la renta interanual entre 2019 y 2020 en la CV ha descendido un 5,63%, según el portal pisos.com.

El precio medio se ha situado en 846 euros por una superficie de 113 metros cuadrados, siendo la cuarta CC.AA que más bajada ha experimentado y pese a ello, continúa estando entre las más caras de España.

La inmobiliaria Olivares Consultores explica a Economía Digital que, en efecto, han percibido este descenso, pero no ha sido «algo excesivo», según el responsable del departamento de alquiler, Juanjo Álvarez.

La bajada se ha producido en función del barrio y el tipo de producto. Por ejemplo, han notado que en los barrios, que siempre se han caracterizado por la presencia de pisos turísticos, como es el caso del barrio de El Carmen, la renta ha llegado a bajar incluso un 15%.

Mientras, en productos de zonas más exclusivas, como Torre en Conill o La Cañada, han percibido una subida en la oferta. De hecho, si consultamos el informe del portal de Idealista observamos que en el distrito en el que se encuentra El Carmen, Ciutat Vella, el precio en diciembre de 2020 descendió un 4% respecto al año anterior y en La Cañada aumentó casi un 38%.

También, la empresa inmobiliaria ha señalado que este mes se está produciendo menos movimientos en el sector debido a la «incertidumbre por el posible confinamiento», muchos incluso han retirado las ofertas. Sin embargo, este ligero descenso podría suponer una ventaja para ellas dado que más personas se «animarían a alquilar una vivienda».

Las inmobiliarias, en contra de la limitación de Podemos

«No tienen nada que ver», subraya Álvarez respecto a la comparación con la crisis del 2007. «La otra [crisis] fue inmobiliaria, esta no» añadía.

Además, recalcaba que la anterior afectó especialmente a este sector porque había exceso de oferta y una demanda que se iba disipando cada vez más.

En el caso actual, la demanda antes de la pandemia era muy elevada y la oferta «regulada», por lo tanto, lo que ha hecho esta situación es que al bajar la primera, se han «estabilizado ambas». Además, se espera que la vacunación provoque que la vuelta a la normalidad del mercado.

Sobre la limitación de los precios de alquiler, una propuesta por la que Unidas Podemos insiste, Álvarez se ha posicionado totalmente en contra.

En primer lugar, ha argumentado que en los países centroeuropeos en los que se ha aplicado esta medida ha resultado un fracaso.

En el caso de Alemania, se aprobó en 2015, y el precio medio de Berlín, a principios del año pasado, había ascendido un 36%. Además, esta política podría aumentar el pago de forma irregular y, por tanto, disminuir la recaudación estatal.