El sector del juego reclama a la Generalitat la apertura de sus negocios

CeJuego calcula pérdidas de alrededor de 130 millones de euros

7d83cea2e6f8460f26435932823cf0073400bb63

A principios de mes, la Generalitat permitió la apertura de los bares y restaurantes de la Comunitat Valenciana. El pasado 15 de marzo, los gimnasios y centros deportivos. Sin embargo, pese a la flexibilización de las restricciones, las casas de juego y apuestas continúan cerradas, siendo la CV la única autonomía que mantiene las persianas cerradas de estos negocios.

El Consejo Empresarial del Juego, CeJuego, la principal patronal del juego privado en España, ha reclamado a la Generalitat la apertura de los locales y establecimientos de juego en la Comunitat Valenciana.

En un comunicado se ha señalado que la situación «está afectando al futuro y viabilidad de 133 empresas valencianas del sector, muchas de ellas pymes familiares». Además, se ha informado que se «pone en peligro» alrededor de 7.000 puestos de trabajo de forma directa y 30.000 de indirecta.

El sector ha calculado que se han perdido cerca de 130 millones de euros, que se suman a las registradas en 2020 por la crisis de la Covid-19. También se solicita que la Administración proporcione los criterios por los que se mantienen cerrados estos negocios.

CeJuegos ha solicitado que el Consell proporcione los criterios por los que se mantienen cerrados estos locales

El organismo ha criticado que se mantengan cerrados «a pesar de contar con medidas adicionales de seguridad y prevención sanitarias, aplicadas desde que empezase la crisis de la Covid-19 hace un año».

CeJuego ha indicado que en los locales se han aplicado medidas de control y limitación del aforo, personal para garantizar las distancias de seguridad y sistemas de ventilación para renovar el aire de manera constante.

Otras CC.AA.

Asimismo, han señalado a otras CC.AA., como Baleares y Cataluña, que pese a que hace unas semanas tenían la misma situación epidemiológica han decidido abrir estos locales.

«No hay ningún dato sanitario que justifique que se restrinjan los derechos y libertades de las empresas y trabajadores de un único sector en toda la Comunitat Valenciana». «Obligando a bingos, casinos y salones de juego a permanecer cerrados totalmente sin ofrecer desde el Consell ninguna alternativa», han añadido.

El director general de esta institución, Alejandro Landaluce, ha afirmado: «el sector en Valencia está pasando por una situación límite, sin ingresos y con el riesgo de perder más de 7.000 puestos de trabajo».

Desde el sector apelan a la responsabilidad del Gobierno del Botànic e instan a que «permita la reapertura de los establecimientos del juego, deje a un lado los criterios ideológicos y piense en la multitud de trabajadores valencianos».