El administrador concursal de tres filiales de Gedesco acusa a Aynat de hacer desaparecer 330 millones

La administración concursal solicita al juzgado suspender el plazo para la presentación del informe de estos procesos sobre Gedesco Services, Gedesco Factoring y Pagaralia

El exconsejero delegado de Gedesco, Antonio Aynat

El exconsejero delegado y exadministrador único de Gedesco, Antonio Aynat. Foto: Gedesco.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El administrador concursal de tres de las principales filiales de Gedesco, la que fuera mayor financiera no bancaria de España, acusa al fundador de la compañía, Antonio Aynat, de hacer desaparecer al menos 336,6 millones de euros de estas tres empresas «de forma súbita y completa». Con ello, estas mercantiles han quedado «vacías de contenido» y sus acreedores han quedado «totalmente desprotegidos».

Así lo expone la administración concursal de estas tres filiales –Gedesco Services, Gedesco Factoring y Pagaralia– en un escrito remitido al Juzgado de lo Mercantil número 2 y al número 3 de Valencia, al que ha tenido acceso Economía Digital, para la solicitud de suspensión del plazo para la presentación del informe del citado proceso concursal. Hasta el momento de la entrada en concurso de estas tres mercantiles, el administrador único era en todos los casos Antonio Aynat.

Además, en el escrito el administrador concursal solicita la emisión de distintos requerimientos a aquellos depositarios de información y documentación «esencial» para la elaboración del informe y para la correcta gestión de este procedimiento y de la defensa de los intereses de los acreedores.

En un duro escrito, el administrador concursal advierte de que estos concursos «quedan fuera de lo convencional» por hechos que describe y que «vendrían a dar una explicación plausible a la falta total de colaboración real» de Aynat y la administración de estas filiales en estos concursos.

Otras partes de esta conjunción de hechos están siendo investigados por la vía penal en el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que ha impuesto ya una fianza millonaria al fundador de Gedesco y sus presuntos colaboradores, mientras que el Juzgado de lo Mercantil número 1 también tiene abierto otro procedimiento sobre esta causa.

Desaparición del negocio de las filiales

El escrito denuncia «la desaparición del negocio» de estas empresas filiales de Gedesco, que «se ha producido precisamente en los últimos años y, especialmente, desde el ejercicio 2023, año del que nada se aporta pese a ser el ejercicio inmediatamente anterior al de la solicitud de concurso formulada».

En el caso de Gedesco Factoring, el escrito remitido al juzgado relata que en la memoria económica y jurídica de la empresa se detalla que, el 31 de diciembre de 2022, disponía de un activo por valor de 101,3 millones de euros, con unos fondos propios de más de 15 millones y una tesorería de cerca de diez millones.

Solo un año y 45 días después -la demanda está firmada el 14 de febrero de 2024-, las cantidades cambian radicalmente, según expone el administrador concursal. En concreto, se declara un activo de 20,5 millones de euros, con un valor de mercado de 1,7 millones y una tesorería de 61.429 euros. «Es decir, que en un año y 45 días ha habido una «destrucción, pérdida o desaparición» de 99,6 millones de euros de activos de la concursada.

Igual situación se relata en el caso de Gedesco Services, cuya memoria económica y jurídica señala que, a cierre del ejercicio 2022, la empresa disponía de un activo por valor de más de 20 millones de euros, con unos fondos propios de 16,9 millones y con una tesorería de 2,8 millones.

De igual modo, un año y 45 días después, «el importe del activo difiere casi el doble«, ya que posteriormente a la presentación de la memoria se declararon 39,9 millones de euros de activo total en el modelo del impuesto de sociedades, mientras que cuando se presentó la demanda de concurso se declaró una masa activa de solo 9,5 millones de valor contable, con un valor de mercado de 397.273 euros y una tesorería de apenas 9.340 euros.

«Es decir, que en un año y 45 días ha habido una destrucción, pérdida o desaparición de 19,7 millones de euros (o si tomamos el valor total del activo declarado en el modelo 200, la pérdida ascendería a 39,5 millones) de activos de la concursada», relata el escrito.

Y misma circunstancia ocurre en el caso de Pagaralia, aunque en cantidades todavía mucho más abultadas. Su memoria económica exponía que a cierre del ejercicio del año 2022 disponía de un activo por valor de 233,8 millones de euros, con unos fondos propios de 4,9 millones y una tesorería de 17,5 millones, mientras que, un año y 45 días después, la masa activa declarada decrece hasta los 16,5 millones de euros de valor contable, con un valor de mercado de 4,8 millones y con una tesorería igual a cero euros.

Esto se traduce en que, en el momento en el que se presentó la demanda de concurso de Pagaralia, poco más de un año después, «ha habido una destrucción, pérdida o desaparición de 217,3 millones de euros de activos» de la mercantil concursada.

«Cabe destacar que la falta de información contable que se incorpora en la propia memoria (información que tampoco ha sido facilitada a esta administración concursal (AC) tras la declaración del concurso pese a los múltiples requerimientos efectuados), complica sobremanera que esta AC pueda valorar críticamente cuáles han sido las verdaderas causas de insolvencia de la concursada. En otras palabras, la concursada intenta mantener a esta AC ‘ciega’ respecto de su situación patrimonial y los motivos de la insolvencia«, sentencian los escritos.

Cuatro filiales de Gedesco, en concurso ante la llegada de JZI a la matriz

En el marco del conflicto societario que envuelve al caso Gedesco, cuatro filiales de la matriz del grupo financiero -Gedesco Factoring, Gedesco Services Spain, Pagaralia y Gedescoche- presentaron la solicitud de concurso de acreedores voluntario justo antes del nombramiento, por orden judicial, de los cuatro consejeros designados por JZI en sustitución de los hasta ahora gestores de la matriz de la financiera.

El fondo de inversión norteamericano tomó oficialmente el control de Gedesco, la quinta empresa por facturación de la Comunitat Valenciana hasta 2020 cuya actividad se centra en la financiación no bancaria, tras la destitución del consejo de administración, que formaban los fundadores de la compañía, el consejero delegado de la compañía, Antonio Aynat, su socio, Javier García Escrivá, así como de los antiguos representantes del fondo en la financiera, Miguel Rueda y Ole Groth.

Leer más: Moody’s destapa 139 millones de impagos en Gedesco, quinta empresa de la Comunidad Valenciana

JZI consiguió así, tras casi dos años de litigios y múltiples intentos infructuosos en la junta de accionistas de la compañía por la oposición de los ahora destituidos, hacerse con el mando de la quinta empresa de la Comunitat Valenciana según el ranking de facturación de 2020.

Sobre Rueda y Groth, el fondo fundado por David W. Zalaznick pidió también su cese al juzgado que se encarga del caso al considerar que habían trabajado en connivencia con Aynat y García Escrivá para realizar inversiones con fondos de Gedesco a espaldas de su máximo accionista, JZI. De hecho, JZI procedió a su despido hace año y medio, al tiempo que presentó la primera demanda contra los fundadores de la compañía y los dos miembros del Consejo que inicialmente representaban al fondo americano.

En el último año en el que el grupo presentó sus cuentas ante el Registro Mercantil (2020), Gedesco se situaba en el quinto puesto de las empresas con mayor facturación de la Comunidad Valenciana, sólo por detrás de Mercadona, Consum, Anecoop y Pamesa, con más de 610 millones de euros en ventas provenientes las dos principales ‘patas’ del holding, Gedesco Factoring y Gedesco Services.

El titular del juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia decidió, en un auto del pasado 14 de noviembre, el cese de los principales directivos de Gedesco, Aynat y García Escrivá, así como de Rueda y Groth, tras tomar acciones legales JZ International, actual máximo accionista con el 67,5% de la compañía, así como sustituirlos por nuevos gestores propuestos por el fondo.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp