Gortázar (Caixabank), sobre el incendio del inmueble de Valencia: «En los créditos no hay que ver sólo si va a ser devuelto»

El consejero delegado de Caixabank pone en valor que, junto a la Fundación La Caixa, reaccionan en menos de 24 horas en atender a los clientes que sufren catástrofes mientras asevera que incendios como el de Campanar demuestran que hay que analizar más factores que los puramente económicos a la hora de financiar

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, reconoció ayer en Valencia que la actividad bancaria no se mide únicamente por factores económicos y que el ADN de la entidad hace que tenga especial sensibilidad en caso de catastrofes mientras que las políticas medioambientales han añadido factores adicionales a la hora de conceder o no una financiación.

Cuestionado por Economía Digital sobre si, al margen del análisis legal, financiaciones como la que tuvo el edificio que acabó calcinado tras el incendio del inmueble del barrio de Campanar en Valencia, donde murieron 10 personas, eran moralmente aceptables, Gortazar aseguró que en las financiaciones también se deben analizar desde «el punto medioambiental».

El análisis, por tanto, se refiere a que «en los créditos no hay que ver sólo si va ser devuelto o no, que también. Además, en función de que no se cumpla con determinada normativa o si se aplica determinada buena práctica es más posible o no el pago». Por ello, explicó Gortázar, en Caixabank analizan aspectos también como las emisiones de carbono que genera cada actividad empresarial en la que participan como financiador.

Específicamente sobre el incendio de Campanar, Gortázar apuntó: «Lo primero solidarizarme con las personas que han perdido su casa y que han pasado una situación muy compleja. En el incendio del Campanar, creo que en la respuesta a las autoridades públicas valencianas fue ejemplar y de la solidaridad de la sociedad y de lo cual me alegro mucho. Nosotros, como entidades, nos pusimos a disposición de nuestros clientes para ayudar en lo que fuera aunque teníamos una participación muy baja (sólo en una vivienda)».

Ampliando la reflexión sobre la actuación de la entidad en las catastrofes, Gortázar aseguró que «muchas veces, en colaboración con la Fundación La Caixa, somos la entidad que sistemáticamente cada vez que hay un problema que algo ocurre la irrupción del volcán de La Palma, terremotos, o inundaciones tardamos menos de 24 horas en ofrecer programas a nuestros clientes«.

Entre las actuaciones que activan con mayor celeridad está principalmente cubrir los endeudamientos y en facilitar y adelantar el cobro de seguros aunque las cantidades en caso de catástrofes correspondan al consorcio de compensación seguros, explicó el consejero delegado de Caixabank.

Gortázar apuntó que «nos gustaría hacer más» en este campo ya qye «nuestro ADN es ser alguien diferencial en ese aspecto». Otro de los ejemplos que puso el directivo de Caixabank fueron los bonos sociales, «que están precisamente respaldados por préstamos que concedemos con este tipo de finalidades de ayudar a vivienda». «Tenemos el mayor volumen de bonos sociales emitidos por la banca europea que quiere decir que es nuestra actividad la llevamos de serie desde el nacimiento y concretamente a los planes de inversión en vivienda», puntualizó Gortazar.

Previamente, durante la presentación de resultados del primer trimestre del año, el consejero delegado de Caixabank había remarcado que la entidad con sede social en Valencia es «líder en financiación sostenible en Europa» y que en el primer trimestre de 2024 ya había movilizado 58.700 millones de euros en este tipo de préstamos (frente a los 50.800 del cierre de 2023)mientras que el objetivo para el cierre del año es alcanzar los 64.000 millones de euros en fiancniación sostenible.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta