Maersk satura los puertos de Barcelona y Algeciras mientras el de Valencia intenta captarla

La china Cosco Shipping Company, que cuenta con la terminal más grande de la dársena valenciana, tiene como objetivo atraer a Maersk hacia este puerto

Un barco de mercancías de Maersk. Foto: EFE/ Olivier Hoslet

Maersk es el segundo mayor operador de transporte marítimo de mercancías. Foto: EFE/ Olivier Hoslet

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La segunda naviera más grande del mundo, la danesa Maersk, ha alertado sobre la saturación de los puertos de Barcelona y Algeciras y la situación de «congestión» y «elevada utilización de los muelles» en estos enclaves. Sin embargo, obvian en este aviso al Puerto de Valencia, desde donde se están produciendo movimientos para atraer a esta compañía.

Maersk, que cuenta con terminales gestionadas a través de su brazo para este fin, APM Terminals, en estos tres puertos españoles, destaca en un mensaje a sus clientes que los tiempos de tránsito se están incrementando y hace un repaso a los puertos europeos en los que opera.

Es en este punto en el que resulta llamativo que subraya el «rendimiento general saludable» de los muelles del norte de Europa, pero alerta sobre la situación en el Mediterráneo europeo, donde destaca, por su complicado momento, la situación de Algeciras y Barcelona y no menciona, sin embargo, a Valencia.

En este contexto, según han confirmado a Economía Digital fuentes portuarias, la cuarta compañía del mundo en el sector marítimo, la china Cosco Shipping Company, que cuenta con la terminal más grande de la dársena valenciana, tiene como objetivo atraer a Maersk hacia este puerto y ya se está moviendo para ello.

La naviera danesa ya cuenta con una terminal en el Puerto de Valencia, pero considerablemente inferior en capacidad, a lo que se suma la situación de congestión que ellos mismos señalan en los otros dos grandes puertos españoles del Mediterráneo. Es aquí donde la terminal operada por Cosco quiere jugar su papel.

El Mar Rojo continúa siendo un problema

Sin vistas de que los ataques de Israel a la Franja de Gaza cesen y, en consecuencia, que el conflicto regional se desinfle y los rebeldes hutíes dejen de actuar contra el tráfico comercial en el Mar Rojo, Maersk indica en su mensaje que estos efectos «siguen causando perturbaciones en todo el sector«.

«A partir de enero de 2024, alrededor del 25% de la capacidad mundial de transporte marítimo se desvió del Mar Rojo, lo que añade miles de millas y de una a dos semanas a los tiempos de tránsito. Del mismo modo, hemos visto una serie de limitaciones operativas, como el aumento de los tiempos de espera de los buques y las altas densidades en los centros de transbordo», advierte la naviera.

Todos estos efectos combinados, explican, han provocado la pérdida de posiciones de atraque de buques en los puertos de Asia y una serie de efectos dominó en otras regiones como India y Oriente Medio, así como en el comercio transatlántico.

En este sentido, Alphaliner informa de que en el tráfico entre Asia y Europa falta un 10% de su capacidad estándar. Para cubrir esta falta de capacidad, el sector marítimo necesitaría unos 36 buques adicionales para garantizar salidas semanales en esta ruta.

En esta línea y con el objetivo de minimizar las interrupciones que se están sufriendo, Maersk ha tomado una serie de medidas, como añadir entre dos y tres buques a sus servicios de Asia al norte de Europa, y entre tres y cuatro buques a sus servicios de Asia al Mediterráneo.

También trabajan para añadir más de 125.000 contenedores al mercado para evitar la escasez de equipos y sus equipos en las terminales «siguen trabajando a pleno rendimiento para salvaguardar los flujos de carga».

La situación de los «puertos clave»

En su repaso de los «puertos clave», Maersk indica que, en el norte de Europa, los hubs y las terminales están mostrando «un rendimiento general saludable». En Rotterdam, Hamburgo y Aarhus, precisan, están observando un aumento de la densidad, por lo que piden a sus clientes «que retiren sus unidades pendientes y recojan los contenedores de importación lo antes posible tras la descarga».

En cuanto al sur del continente, siguen vigilando la densidad de los muelles en Algeciras y el aumento de los tiempos de espera y de la densidad de los muelles también en Barcelona. En Algeciras, el desequilibrio en los niveles de densidad de los muelles se debe a los retrasos en las llegadas de los buques y a las largas escalas.

«Nuestros equipos están trabajando en medidas para mitigar el impacto en las cadenas de suministro de nuestros clientes, incluyendo la optimización de los horarios de servicio para evitar huecos y la concentración de escalas en la misma dirección de servicio. También estamos pidiendo amablemente a los clientes que recojan sus contenedores de importación lo antes posible», apunta la compañía.

En el Puerto de Barcelona, por su parte, observan «congestión» y «un aumento de los tiempos de espera, junto con una elevada utilización de los muelles». Situación similar están viviendo los puertos del Adriático, como Koper y Rijeka.

Problemas ferroviarios en Barcelona

Pero los problemas para Maersk en Barcelona no acaban aquí. Hace solo tres días contábamos en este diario que la compañía danesa ha mejorado la conectividad entre el Puerto de Barcelona y la ciudad francesa de Lyon y prevé duplicar el enlace ferroviario en un servicio que hoy en día es imposible ofrecer por parte de los puertos de Valencia y Algeciras.

Sin embargo, ahora Maersk informa de que debido a la adaptación de las vías férreas españolas al ancho de vía europeo por parte de ADIF, el funcionamiento del trazado ferroviario de Cataluña se verá afectado desde finales del mes de junio hasta mediados de septiembre. Estas obras implicarán realizar cambios en los servicios prestados actualmente en el puerto de Barcelona, explican desde la naviera.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
La exvicepresidenta del Gobierno valenciano y exconsellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha llegado a las nueve en punto de la mañana a la Ciudad de la Justicia, donde está citada a declarar como imputada por el supuesto encubrimiento en esa Conselleria de los abusos sexuales a una menor tutelada.EFE/ Manuel Bruque
La Audiencia de Valencia reabre la causa contra Mónica OItra