La Diputación de Valencia sopesa ayudar a AVA para convertir la finca Sinyent en un centro de estudios agrícolas

La vicepresidenta primera, Natàlia Enguix, indica que la Diputación de Valencia analizará "junto a los técnicos la viabilidad de ayudar en ese proceso de rehabilitación que está ya en marcha".

La vicepresidenta primera, Natàlia Enguix, se reúne con el secretario general de AVA-ASAJA, Juan Salvador Torres. Foto: Diputació de Valencia.

La vicepresidenta primera, Natàlia Enguix, se reúne con el secretario general de AVA-ASAJA, Juan Salvador Torres. Foto: Diputació de Valencia.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La Diputación de Valencia está valorando colaborar con AVA para rehabilitar la finca Sinyent, edificio del siglo XV localizado en Polinyà del Xúquer, en el que la organización propone instalar un centro de estudios agrícolas. AVA ha solicitado la ayuda de Diputación de Valencia para continuar ejecutando el plan director del proyecto, cuya primera fase quedó completada con la instalación de una nueva cubierta y la reforma de un portón del ala este.

«Vamos a estudiar las vías posibles de colaboración con AVA en un proyecto que es doblemente interesante, ya que se trata de conservar un edificio emblemático y de gran valor patrimonial, que además quieren usar para la transferencia tecnológica y como centro de estudios agrícolas», ha explicado la vicepresidenta primera, Natàlia Enguix.

Después de considerar que este tipo de actuaciones «son muy necesarias» para mantener el estado del patrimonio, ha puesto el acento sobre la importancia de la finca, «integrada en el paisaje y rodeada de hectáreas de cultivos», para el territorio. Por ese motivo, ha expresado la disposición de la Diputación de Valencia para «analizar junto a los técnicos la viabilidad de ayudar en ese proceso de rehabilitación que está ya en marcha».

Por su parte, el secretario general de AVA, Juan Salvador Torres, ha destacado que la edificación pretende ser usada «para transferencia de tecnología, como museo etnológico de labranza, para oficinas y como espacio de estudios agrícolas, visitas escolares y de realización de tesis por parte de estudiantes universitarios».

Un edificio «singular»

La casa del Lloch de Sinyent cuenta en la actualidad con un plan director, que es la herramienta «más adecuada» para la gestión del proceso de conservación de los valores patrimoniales y culturales que se encuentran en este conjunto arquitectónico de diferentes épocas. El documento, según recoge un comunicado, se redactó tras el estudio exhaustivo del monumento en su vertiente histórica, social, material, constructiva, paisajística y funcional. 

El edificio, uno de los monumentos de mayor valor y singularidad de la Ribera. Por momentos, corrió el peligro de desaparecer al descuidarse su conservación, algo que se ha corregido con el plan director. Actualmente, el inmueble se encuentra inmerso en un proceso de recuperación a través de las distintas intervenciones llevadas a cabo en los últimos años.  

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Ahora en portada