Iceta buscará en Puig un aliado preferente para la financiación autonómica

Los dos líderes socialistas mantienen una buena sintonía y el reto de llevar a cabo una reforma del modelo de financiación de las comunidades

El ministro de Política Territorial, Miguel Iceta, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ofrecen una rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial de Sanidad este jueves en Madrid. EFE/Kiko Huesca

El ministro de Política Territorial, Miguel Iceta, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ofrecen una rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial de Sanidad este jueves en Madrid. EFE/Kiko Huesca

Miquel Iceta ya se ha hecho con su cartera como ministro de Política Territorial y Función Pública, un cargo que le forzará a tejer nuevas amistades con los líderes autonómicos para sacar adelante sus objetivos. Con la reforma del modelo de financiación autonómica sobre la mesa, buscará en Ximo Puig a su principal aliado entre los barones socialistas.

Fuentes de su entorno han explicado a Economía Digital que el primer secretario del PSC ya se comprometió con el presidente valenciano a ser receptivo en los intereses en materia fiscal si finalmente llegaba a La Moncloa. Su flagrante nombramiento le obligará ahora a tener que dar respuesta a todas las preocupaciones de Puig.

La relación entre ambos es “buena”, según califican ambas partes. Un factor fundamental para poder llevar a buen puerto los deseos del líder del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana. Aspira a volver a formar un frente común con Cataluña para negociar cambios en la política fiscal.

Puig ya lanzó guiños a los dirigentes catalanes para que regresen al Consejo de Política Fiscal y Financiera y puedan hacer más fuerza entre los dos para remodelar el sistema autonómico de tributación. “Desde hace tres años, los valencianos hemos perdido un aliado fundamental en la reivindicación de un nuevo sistema de financiación”, lamentó Puig en una conferencia el pasado diciembre en el ‘Cercle de Economía’.

El presidente valenciano reclamó entonces a Cataluña que regrese a todas las mesas en las que está debatiéndose el futuro en materia fiscal de las autonomías. “El ‘trellat’ valenciano necesita el ‘seny’ catalán”, expuso”.

Puig gana un compañero para su batalla fiscal contra Madrid

La llegada de Iceta al Gobierno también refuerza la estrategia de Ximo Puig que desde hace meses ha abierto una batalla contra la Comunidad de Madrid para tratar de poner en marcha un plan de armonización fiscal.

El líder socialista valenciano ha ido de la mano de Esquerra Republicana para tratar de acabar con el denominado ‘dumping fiscal’ que permite que regiones como la capital española se beneficien de las deducciones de algunos impuestos en sus territorios como el de Patrimonio.

Puig ha acusado a Isabel Díaz Ayuso de crear una “aspiradora de talento y recursos”, lo que ha generado un amplio malestar entre las filas populares que incluso han amenazado con bajar todavía más los impuestos en las comunidades en las que gobiernan para hacer frente a la reforma de la fiscalidad.