La CV mantiene a raya al coronavirus: 35 contagios en 24 horas

El número de contagios, de fallecidos y de pacientes hospitalizados por Covid-19 protagoniza un ligero descenso en la última semana que mantiene a la región en riesgo bajo

017c1b6fb867ed11e73d53c0257090629d9d3c17

Una sanitarias se preparan para hacer test PCR en un Centro de Salud. EFE//Javier Cebollada/Archivo

La Comunidad Valenciana ha sumado este domingo 35 nuevos contagios de coronavirus. El balance permite dar carpetazo a una semana en la que han ascendido ligeramente algunos de los indicadores epidemiológicos pero que mantienen a la región como la única de España en un nivel de riesgo bajo para la salud pública.

La Conselleria de Sanidad ha actualizado este domingo su boletín epidemiológico con 35 nuevos casos positivos, de los cuales 17 corresponden a la provincia de Alicante, 13 a la de Valencia y los 5 restantes a Castellón. En total, son 177 contagios menos que los contabilizados el sábado y 122 si lo comparamos con las cifras publicadas el pasado domingo.

Con este último aporte, la Comunidad Valenciana ha cerrado una semana en la que se han producido 994 nuevos positivos entre su población. Son 73 menos que los 1.067 que se contabilizaron en los siete días anteriores. Era la primera vez que subía el contador tras encadenar siete semanas consecutivas de descensos tras la peor fase de la tercera oleada.

Esta semana también ha estado marcada por una reducción en los fallecimientos. Las autoridades sanitarias valencianas han certificado la muerte de 53 personas a causa de la Covid-19 en los últimos siete días, frente a las 73 víctimas mortales de la anterior. Desde el lunes, no se ha notificado ni un solo deceso en la provincia de Castellón.

También se ha notado un descenso en el número de brotes detectados. Mientras que hace siete días se localizaron 45 focos de expansión del coronavirus que dejaron 228 contagiados, en la última semana solo se han contabilizado 40 (192 infectados).

La presión hospitalaria sigue descendiendo en la Comunidad

El mejor ejemplo de esta notable mejoría en el control de la pandemia es la presión a la que están sometidos los hospitales valencianos. El último parte de la Consejería de Sanidad refleja que hay 385 pacientes ingresados por Covid-19, lo que representa 61 menos que el lunes.

Lo mismo ocurre con las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que albergan a 88 enfermos en estado crítico, frente a los 102 que había en el inicio de la semana. Los datos contrastan con los peores momentos de la tercera ola, cuando la Comunidad Valenciana se colocó como uno de los territorios con peores datos de ocupación hospitalaria.

Fue entonces cuando el Gobierno de Ximo Puig puso en marcha un duro plan de choque de medidas sanitarias, que convirtió a la comunidad autónoma en una de las más restrictivas en el control de la movilidad o en la gestión de la hostelería de todo el país.

A pesar de estas buenas noticias, la región sí que ha incrementado ligeramente su incidencia acumulada hasta los 33 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, sigue siendo la cifra más baja de todo el país y la única comunidad dentro del umbral de riesgo bajo.