Puig hace peligrar su acercamiento a Cs tras la reunión con Aragonès

El Síndic naranja avisa del error de "seguir el ejemplo de ERC": "Ahora mismo la tierra de los golpistas no es ejemplo de nada"

toni canto visita chiva

El acercamiento de Ximo Puig con Ciudadanos peligra tras el viaje a Cataluña del presidente de la Generalitat Valenciana, donde se reunió con el presidente interino, Pere Aragonès. Toni Cantó ha avisado que el PSPV se «equivoca siguiendo el ejemplo de ERC»: «Ahora mismo la tierra de los golpistas no es ejemplo de nada».

En su lugar, el líder naranja en la Comunitat Valenciana le ha instado a «fijarse en quienes han bajado impuestos como Andalucía o Madrid». Toni Cantó marca terreno ante el acercamiento del presidente a Cataluña, donde pidió un eje valenciano-catalán para «reinventar» España. 

«En Ciudadanos lo que nos preocupa es el ejemplo que parece que quiere seguir el president, Ximo Puig, porque si busca el ‘seny’ catalán en Esquerra Republicana de Catalunya, anda muy desencaminado y nos está engañando a los valencianos«, ha subrayado Cantó en un acto en Chiva.

Cantó apuesta por el modelo de Madrid o Andalucía

Según un comunicado de la formación, Cantó ha aprovechado su visita a esta villa valenciana para anunciar una enmienda de la formación naranja a los presupuestos autonómicos por valor de un millón de euros para la construcción de un centro de salud integrado en la zona. 

El Síndic de Cs también ha apostado por «seguir a quienes hacen bien las cosas como Madrid o Andalucía, donde Ciudadanos ha demostrado que, bajando los impuestos, por ejemplo, se puede recaudar más». «Lamentándolo mucho por los catalanes, ahora mismo la tierra de los golpistas no es ejemplo de nada», ha manifestado tras reiterar que «Puig vuelve a tener el punto de mira equivocado».

Las desavinencias en el corazón del Botànic también han sido objeto de crítica. Cantó ha criticado que el Consell «protagonice el último capítulo de pasión de consellers, con un Podemos enfadado por la reunión entre Puig y Oltra, mientras los valencianos siguen esperando soluciones».

Puig pide a Cataluña «seny» y «trellat»

El malestar de Cantó se debe a la visita de Ximo Puig a Cataluña, donde pidió superar el «bloqueo» del procés y donde pidió ofrecer su colaboración para que el rumbo de la política autonómica «regrese a todos los tableros donde se juega el futuro», para tejer una «alianza» catalano-valenciana que permita «reinventar» España. 

Puig sacó pecho de la gestión política y económica de la Generalitat Valenciana como un modelo político y económico de éxito. Además, se propuso a liderar junto a Cataluña una «Commonwealth mediterránea para tender hacia una «España catalana» y una «España de las Españas». 

Sobre la reconstrucción de las relaciones, Ximo Puig ha asegurado que el «seny» catalán y el «trellat» valenciano –dos expresiones para expresar «cordura» y «sentido común» en cada territorio– se necesitan mutuamente para hacer frente común para conseguir reforzar el eje mediterráneo.