Ford Almussafes reduce las jornadas del ERTE

La planta de Almussafes lleva un 56% menos de producción que en 2019

8013492218001

El ERTE durará hasta finales de año. Foto: EFE

Buenas noticias para los trabajadores de Ford Almussafes (Valencia). Este viernes la dirección de la planta ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para reducir las jornadas de paro del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) anunciado la semana pasada. Una situación provocada por la falta de suministro de microchips semiconductores, que se está dando a nivel global.

La Comisión de Seguimiento del ERTE ha mantenido un encuentro este viernes en el que han apuntado que la fábrica está «en condiciones de producir parcialmente» en algunos de los días en los que se va a producir la paralización de la actividad. Hasta ahora el plan era una ‘parada total’ de 33 días en las plantas de Vehículos y 15 en la planta de Motores, entre el 4 de octubre y el 23 de diciembre.

Con los cambios, el calendario se queda igual, salvo que del 13 al 29 de octubre la producción será parcial. Concretamente, los días 13, 14 y del 18 al 29 trabajará el sistema A en turno de mañana y el sistema B en turnos de mañana y tarde. El día 15, el sistema A y el sistema B trabajarán solo en turno de mañana.

Así, estará suspendido parcialmente el sistema B el viernes 15 por la tarde, el turno de noche todos los días de octubre, aunque se intentará alternar para evitar que esté suspendido durante un periodo tan largo de tiempo. Por otra parte, el sistema A no está activo en el turno de tarde, por lo que no supone suspensión. En conjunto, supone menos jornadas de paro de las inicialmente pactadas.

Un 56% menos de producción respecto a 2019

Los sindicatos afirmaban hace unos días que la planta valenciana es una de las «menos afectadas» por esta crisis en comparación con otras de Alemania o Rumanía, que se ven obligadas a parar semanas enteras. Los datos disponibles hasta ahora, muestran una reducción de la producción.

De hecho, entre enero y julio de este año se produjeron alrededor de 85.500 vehículos, un 26% menos que en el mismo periodo de 2020, un porcentaje que aumenta hasta el 56% respecto a 2019, según informa Invertia. En abril, la gigante pactó la salida de 570 trabajadores de forma voluntaria.