CSIF prevé el “colapso” de Atención Primaria ante la escasez de personal

El fin de los contratos de refuerzo estival y los de covid sumado a la escasez estructural de 4.500 empleados supondrán mayor presión sobre el departamento

coronavirus hospitales 1

El cierre de los vacunódromos empeorará la situación. Foto: EFE/ Kai Försterling.

Esta semana el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunciaba que la Atención Primaria volvía a ser presencial al 100%. Ahora la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que este jueves se va a reducir considerablemente el personal sanitario por el fin de los contratos estivales en la Comunitat Valenciana.

Un hecho que se traduce en mayor presión en este departamento, que como señala el sindicato, están “saturados ya en muchos casos”. De hecho, actualmente la espera para ser atendido en los centros sanitarios se sitúa en 15 y 20 días desde que se solicita. Por todo ello, la CSIF apunta un escenario “inasumible” en las próximas semanas.

El fin de este tipo de contrato se junta con el de 3.200 empleados covid que terminaron en mayo, la necesidad de cubrir 4.500 plazas más de carácter estructural y el inicio de la campaña de vacunación contra la gripe. Además, tras el cierre de los vacunódromos tendrán que asumir la administración de dosis en los centros.

El sindicato cree que los vacunódromos tendrían que haber cerrado en diciembre

De esta forma, el sindicato prevé un “colapso” provocado por “la falta de planificación por parte de Conselleria de Sanidad“. De momento, “se están quedando bajo mínimos, con una carga de trabajo inasumible que está repercutiendo directamente en los pacientes con retrasos en la atención”.

Así mismo, apunta un “cierre precipitado” de los centros de vacunación masivos, cuando  “todavía quedan muchos valencianos por inmunizar, que ahora acudirán a los centros de salud”. Incluso, señalan que deberían haber estado operativos hasta el 31 de diciembre.

Por todo ello, la CSIF llama a un “refuerzo urgente” de las plantillas, sobre todo ante “el inicio inminente de la campaña de vacunación contra la gripe”. “Las plantillas se encuentran bajo mínimos, desbordadas y agotadas. Exigimos más recursos con urgencia a Conselleria de Sanidad”, concluye en el comunicado.

A principios de septiembre, el mismo sindicato informaba del déficit estructural de 4.500 plazas. Una escasez que se expandía al personal de enfermería y administrativo. Poco después, el Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA publicaba un informe en el que informaba que la Generalitat debería contratar a más de 3.000 enfermeros para llegar a la media española.