El PPCV exige a Puig un plan de vacunación que evite colapsos en enero

Bonig pone el ejemplo de Madrid como modelo para domesticar la pandemia y advierte que "hasta Cataluña" cuenta con un diseño estructurado

vacuna

El plan de vacunación de Ximo Puig está lejos de convencer a la oposición. El PPCV ha exigido al Consell un plan de vacunación que esté claro y sea coordinado entre los 24 departamentos de salud para evitar el colapso hospitalario en enero como consecuencia de varios factores: la tercera ola, la gripe y las primeras inmunizaciones. 

La síndica del PP valenciano, Isabel Bonig, ha exigido a Puig que concrete cuál será el plan, y que haga como en otras regiones: Madrid, Galicia, Andalucía o «hasta Cataluña», que ya cuentan con un diseñado. En una rueda de prensa tras saberse que la Comunitat Valenciana ha batido el récord de contagiados, ha sido muy clara: «Estamos hartos y cansados, hasta aquí hemos llegado». 

El president de la Generalitat tiene prevista una reunión este jueves para estudiar nuevas restricciones, y lo que Bonig pretende es que Ximo Puig se fije en el modelo madrileño impuesto por Isabel Díaz Ayuso, que tiene previsión de vacunar a 300.00 personas en enero, y que incluya por lo menos cuatro o cinco criterios básicos y transparentes para que se «entrene hasta el último centro de salud». 

Bonig pide a Puig que se fije en Madrid para diseñar su plan de contención

Bonig ha lamentado que las restricciones en casa no sirven de nada sin una mejor gestión que permita a la autonomía controlar el virus. La presidenta valenciana ha pedido que la Comunitat imite a Madrid, puesto que «ha logrado doblegar la curva» y no se piense tanto si tomar nuevas restricicones o no: «Todo apunta a que habrá más». 

Puig no ha sido el único contra el que Bonig ha disparado. La líder del PP valenciano ha recordado que la pandemia es internacional y que el «mando único» y los criterios concretos para toda España son competencia del Gobierno, «del mismo Pedro Sánchez que dijo que el virus había sido derrotado». 

También se ha hecho suyas las advertencias de la OMS, que avisan de que Europa está ante una tercera ola del virus. La síndica popular ha pedido a Puig que deje de mirar «a otra parte» y se ha preguntado si se seúne con expertos que «divagan» o solo con la consellera de Sanidad, la también socialista Ana Barceló, que está «achicharrada políticamente» con una gestión desastrosa: «No la cesa para utilizarla como muro de contención».

La líder de la oposición ha lamentado que el Consell mantenga al PPCV sin consultas desde marzo, y lo ha acusado de tener «un plan perfectamente diseñado» para controlar la información sobre el coronavirus, al no actualizar los datos los domingos y así «no abrir los telediarios». Puig nos ha puesto en alerta porque ya no somos la mejor comunidad autónoma» en la evolución de la Covid, ha lamentado. 

El PPCV lamenta el caos en la Atención Primaria

Bonig, aunque ha asegurado que no conoce «los datos reales» y solo sabe la evolución «extraoficial» del virus, ha exigido que el Consell tome ya medidas si es necesario, pero que vayan acompañadas de mayor protección de los colectivos vulnerables y de un refuerzo de la Atención Primaria.

Y, sobre todo, test de antígenos para todos los asintomáticos en farmacias y laboratorios públicos y privados, después de que la Comunitat haya triplicado la incidencia acumulada y tenga de las tasas de positividad más elevadas de España. «Están estudiándolo, pero no sabemos nada, cuando quieran aprobarlo ya habremos pasado el Covid», ha lamentado.

Después de nueve meses, «las listas de espera están desatadas, las urgencias no funcionan y se sigue sin resolver la Atención Primaria ni la huelga de los MIR«, ha alertado mientras «la Comunitat es la comunidad con más contagios entre los sanitarios y los hospitales de campaña no están acabados aunque Barceló y Gabriela Bravo –consellera de Justicia– los inauguraron en abril».