Puig anuncia una desescalada «prudente»: habrá restricciones tras el estado de alarma

Puig avanza que se está estudiando cómo "aligerar" algunas restricciones tras el 9 de mayo

El president de la Generalitat, Ximo Puig

El president de la Generalitat, Ximo Puig

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha avanzado este sábado que las restricciones por la pandemia «no desaparecerán» con la finalización el próximo 9 de mayo del estado de alarma, sino que se implementarán decisiones y la relajación de medida para una desescalada «prudente».

En declaraciones a los medios con motivo del acto de celebración del Primero de Mayo en Valencia, Puig ha señalado que las decisiones que tome la Generalitat serán de forma «tranquila y ordenada», por lo que ha dejado claro de que las restricciones «no desaparecerán».

En esta línea, ha destacado que el toque de queda ha sido un instrumento «muy interesante» y ha permitido ayuda a la «capacidad de reacción de la sociedad». Según Puig, lo «más importante» es la «concienciación y la actitud cívica» de la sociedad valenciana, a quien cree que le corresponde el «mérito de la contención».

La Comunitat, última en incidencia de contagios

Actualmente la región presenta una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 43,82 contagios por cada 100.000 habitantes, bastante alejada de la media nacional de 229,2, y desde el pasado 17 de marzo es la autonomía con menor incidencia acumulada de toda España.

Puig ha destacado que la Generalitat lleva siete semanas con una «buena cifra» de contagios y en situación de «estabilización» de la pandemia, haciendo hincapié en que es la comunidad autónomas con una menor incidencia.

En este contexto, Puig ha avanzado que durante la próxima semana se reunirá la Comisión Interdepartamental y, en función de los informes de los expertos, adoptará las decisiones «oportunas», mientras se está estudiando qué medidas podrían llegara «aligerarse»

En cualquier caso, ha instado a «ser prudentes» y ser «conscientes» de que todavía persisten » muchos problemas», ya que en la jornada del viernes perdieron la vida siete personas, por lo que no hay que olvidar que «el virus está ahí, en la calla, en las casas ye n todos los espacios».

El presidente de la Generalitat, no obstante, se ha mostrado «esperanzado» por que antes de que acabe mayo «todas las personas mayores de 60 años estarán ya vacunadas», lo que permitirá «abrir el verano con esperanza de recuperación» en la medida que siga avanzando el proceso de vacunación. Ayer precisamente se logró el hito de superar las 500.000 dosis suministradas en España.