La UV impondrá el 50% de horas en valenciano en sus titulaciones

La universidad defiende su modelo como el más "plurilingüe" y apuesta por impulsar el inglés en algunas materias docentes

claustre universitat valencia

La Universitat de Valencia aprueba un plan para imponer el 50% de las asignaturas en valenciano. El Consejo de Gobierno de la UV ha aprobado los criterios para la oferta académica del curso 2021-2022. La institución pretende que se cumpla un plan de equiparación lingüística aprobado en 2012 para pasar progresisvamete del 25% al 50%. 

El plan ha hecho posible también el afloramiento de la oferta en inglés y en otras lenguas extranjeras, que se sitúa alrededor del 10%, ha informado la UV en un comunicado. La universidad defiende que el plan la convierte en «la más plurilingüe y, a la vez, la más igualitaria de las universidades valencianas», puesto que es «la que más tiene en cuenta la realidad social y lingüística valenciana, apostando decididamente por la internacionalización».

La UV pretende conseguir así que sus titulados sean capaces de trabajar en al menos tres idiomas: valenciano, castellano e inglés u otra lengua extranjera. En este sentido, los criterios aprobados por el Consejo de Gobierno plantean como objetivo sustituir progresivamente las agrupaciones horarias monolingües por agrupaciones plurilingües valenciano/castellano y valenciano/castellano/lengua extranjera.

Premios a trabajos en valenciano e inglés … pero no en castellano

Para ayudar al cumplimiento del porcentaje previsto de docencia en valenciano, el Vicerrectorado de Estudios y Política Lingüística ofrece un incentivo económico a los departamentos, además de los premios a la calidad lingüística de los materiales docentes elaborados en valenciano y en inglés.

La vicerrectora, Isabel Vázquez, ha felicitado todo el profesorado que «está contribuyendo a la consecución de este objetivo». A su juicio, esta implicación del personal docente «se puede comprobar también en la mejora de las competencias, ya que más de un 62% ya tienen acreditado oficialmente el nivel C1 o C2 de valenciano, y entre el profesorado ayudando doctor y contratado doctor, la cifra se acerca al 100%».

La universidad pretende así incrementar el número de horas en la lengua propia hasta la mitad, aunque a costa de imponer en lugar de incentivar a su uso en profesores y alumnos. Una de las polémicas que se cierne es qué pasará con aquellos alumnos venidos de las zonas castellanohablantes o de otras partes de España, si no tienen alternativa de cursar la misma asignatura en castellano.