30 unidades por 2 euros es lo que cuesta el top ventas de Ikea que te ayuda a ahorrar dinero en la cocina

Ikea pone un gran énfasis en el ahorro de dinero y tiene una nueva solución para no malgastar comida

Un informe sitúa a la sueca Ikea y al gigante Amazon entre las 15 empresas que más gases invernadero emiten por el envío de carga marítima.

Las pinzas para bolsas se han convertido en un elemento fundamental en todas las casas, y se pueden encontrar a un precio de risa, una de las claves que explica su éxito. Porque, por solamente dos euros, en Ikea se consigue la increíble cantidad de 30 pinzas, más que suficientes para tenerlas en casa. De hecho, hasta sobran. Y vienen de todo tipo de colores y medidas, para que se puedan cerrar todas las bolsas, independientemente de su tamaño.

Pinzas Ikea

20 pinzas miden seis centímetros de largo y 10 tienen un tamaño de 11 centímetros. Todas están hechas de plástico de polipropileno, y son aptas tanto para el congelador como para el lavavajillas. Son uno de los ‘best seller’ que hay en Ikea, y no hace falta dar explicaciones del porqué. Y es que, por tan solo un par de euros, podemos ahorrar una gran cantidad de dinero, gracias a que las pinzas nos permiten la posibilidad de no tener que tirar la comida, y poder guardarla en bolsas.

El táper, la primera alternativa a las pinzas

Aunque, en caso de no querer usar pinzas, Ikea propone otro método, también muy tradicional, como son los táper. Por ejemplo, el Pruta, nombre del producto en la página web, que tiene un coste de cinco euros, y en el que vienen hasta 17 táper. Todos ellos, completamente herméticos, y de muy variados tamaños, para poder almacenar prácticamente de todo.

Táper Ikea

La bolsa reutilizable, la segunda opción

Otra buena manera para poder guardar la comida sin desaprovecharla, y que también está a la venta en Ikea, son las bolsas reutilizables. Por dos euros, vienen 60 unidades, y no solo sirven para la comida, si no que, gracias a su impermeabilidad y hermetismo, se puede guardar el móvil en ella, para así evitar que se moje.