El termómetro de Aldi que está triunfando para combatir el coronavirus

La seguridad ante el incremento de la incidencia de los contagios se ha convertido en una prioridad

Que la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha cambiado nuestro día a día es algo evidente. Hemos adquirido muchas costumbres que antes eran impensables, pero que a día de hoy no nos podemos imaginar cómo era nuestra rutina antes de ellos. Los más evidentes son el gel hidroalcohólico y las mascarillas, algo imprescindible en todos los hogares, todos lo lugares de ocio y todos los comercios.

Pero también hemos tenido que tomar medidas para evitar los focos de contagio. Especialmente en los centros de trabajo, donde, a fin de evitar brotes, la mayoría de empresas han implementado una medición de temperatura previa a la entrada del trabajador a su puesto, con el fin de poder identificar a aquellas personas cuya temperatura pueda suponer un indicio de virus.

El termómetro de infrarrojos, imprescindible en reuniones de mucha gente

Y para que esta práctica no sea llevada únicamente en los centros de trabajo y esté al alcance de todos, Aldi ha lanzado a la venta un termómetro de infrarrojos para que todo el mundo pueda medir su temperatura en casa, y evitar de esta forma contagios que nos pillen por sorpresa.

Se trata de un elemento muy útil dentro de nuestra nueva normalidad, ya que evita el contacto físico al que nos obligan a someternos los termómetros tradicionales, que funcionan al entrar en contacto con algunas superficies del cuerpo. Su funcionamiento es sencillo: Se sitúa a entre 3 y 5 centímetros de la frente de la persona a la que le va a ser tomada la temperatura, y el láser que emite su rifle telescópico es capaz de medir la radiación infrarroja que emite nuestro cuerpo.

El termómetro de infrarrojos de la marca Berrcom, por 14,99 (Aldi),

Una vez tomada la temperatura, es mostrada de forma precisa en la pantalla que el termómetro posee en su parte posterior. Una alternativa idónea para tener controlada la temperatura de cada uno sin necesidad de tener un contacto físico que podría suponer un riesgo en caso de que dicha persona fuese positivo.

Se trata de una alternativa de la marca Berrcom a un precio accesible que vale la penar desembolsar: 14,99 euros. Un precio bajo si tenemos en cuenta que es una forma de protegernos de un contagio imprevisto mientras dure la pandemia.

Avatar