Los clientes de Lidl están de suerte: rebaja en su mejor plato de pasta

Los raviolis cinco quesos de Lidl mezcla dos de los alimentos con más amantes del mundo: pasta y queso

A lo largo de los años, Mercadona ha reforzado en casi todos los aspectos su posición de supermercado referencia en el ámbito de la alimentación. Un hecho que le debe no solo a la calidad-precio de sus productos, sino también a la amplitud de sus catálogos. No obstante, de vez en cuando, supermercados como Lidl tienen ofertas para sus clientes más acérrimos que consiguen hacen frente al supermercado valenciano.

Pese a que la cadena en el sector de la alimentación su punto fuerte, es más que habitual toparnos de vez en cuando con productos y ofertas que captan la atención de propios y extraños. Ofertas que se extienden a los productos congelados, los postres, las bebidas, los de desayuno, y una larga lista.

Como no podía ser de otra forma, en Lidl también podemos toparnos con algunos productos perfectos para aquellas personas que no pueden dedicar demasiado tiempo a la cocina. Platos fáciles y sencillos que, por otra parte, no tienen por qué ser escasos o sencillos.

La pasta de Lidl que causa furor entre sus clientes

Y si hay un factor que caracteriza a Lidl, es el cuidado de sus clientes más fieles, quienes, cada cierto tiempo, reciben unas ofertas que no están disponibles para todos los públicos. Tal es así, que los clientes de Lidl Plus pueden disfrutar hasta el día 17 de agosto de uno de sus mejores platos con un 21% de descuento: la pasta rellena de cinco quesos.

La pasta cinco quesos de Lidl, disponible rebajado por tiempo limitado para los clientes de Lidl Plus.

Un producto que combina dos de los alimentos que más pasiones levantan entre un gran número de personas, la pasta y el queso. Un producto que destaca ya de por sí por varios motivos: su intenso sabor, su sencilla preparación, y ahora, de forma exclusiva para algunos clientes de Lidl, también por su precio.

Un producto entre cuyos ingredientes se encuentran un 52% de relleno, ricota, suero lácteo en polvo, pan rallado, proteínas de leche, sémola de trigo duro, extracto de levadora, y una gran variedad de quesos: mozzarella, rallado, grana padano, y queso gorgonzola.

Por otro lado, sus valores nutricionales, revelan un plato de pasta que, por cada 100 gramos, cuenta con un aporte calórico de 297 calorías, una estadística que no se aleja de lo establecido en este tipo de alimentos. Además, por la misma cantidad de alimento, tiene un aporte de proteínas de 11,4 gramos.

Un producto que evidencia el cuidado de Lidl hacia sus clientes más incondicionales, ya que podremos encontrarnos con estas tarrinas de pasta, que engloban un total de 250 gramos cada una, por un precio de 1,65 euros en nuestra cadena de Lidl más cercana.