Mercadona se estrella en Portugal: pocos productos y sueldos bajos

Los clientes portugueses de Mercadona reprochan el surtido de productos de sus tiendas en el país por la falta de alimentos que se venden en España

El surtido de productos y los salarios que ofrece en sus puestos vacantes en Portugal se han convertido en un dolor de cabeza para Mercadona tras su llegada al país vecino. De igual forma que sucede en España, la cadena de supermercados sortea duras críticas de los consumidores y trabajadores lusos en las redes sociales por estos y otros motivos.

El grupo valenciano presidido por Juan Roig abrió esta semana su décima tienda en Portugal, tras debutar en ese país el pasado verano. Se trata de un nuevo supermercado en la ciudad de Braga, al nordeste de Oporto, con el que “nuestro proyecto continúa creciendo”, según ha explicado la empresa en un comunicado colgado en Twitter.

Precisamente después de compartir esta noticia con sus seguidores portugueses, Mercadona recibió una crítica que ha empezado a ser común entre sus clientes en el primer país fuera de España en el que opera (la cadena ya ha anunciado sus planes para continuar su expansión, ahora en Italia, con un modelo de crecimiento similar al de Portugal).

Surtido de Mercadona en Portugal

“He sido cliente de Mercadona durante más de 12 años y no me gustó cómo presentan los productos en Portugal”, criticó un consumidor a la empresa en la referida red social, lamentando que el surtido de productos allí tiene poca “variedad española”. Es algo que muchos clientes que conocían la empresa en España han empezado a notar últimamente.

“Ya compré estos turrones pero quería saber si venderán las salchichas de Oscar Mayer que en España sí se venden”, ha preguntado otro cliente luso a la cadena valenciana tras anunciar ésta la llegada de los productos navideños españoles a sus tiendas en Portugal. La empresa española dijo que iba a tomar en cuenta sus sugerencias.

“Fui allí hoy y me decepcionó”, ha compartido otra consumidora a través del mismo canal de comunicación. “Poca variedad y precios altos en una gran tienda que ya tiene charcos en el estacionamiento”, ha añadido. “En Portugal tenemos precios y productos adaptados al mercado portugués. Algunos suelen coincidir con los de España y otros no”, ha respondido Mercadona.

Otro cliente ha pedido que Mercadona empiece a vender en Portugal churros congelados y algas wakame. “Lamentamos que los churros y wakame congelados no estén disponibles en nuestras tiendas en Portugal. Informaremos a los encargados de su interés por comprar estos dos productos”, ha sido la respuesta de la empresa presidida por Juan Roig.

También son muchos los clientes lusos de Mercadona que piden que la cadena venda en el país el alioli que vende en España, de su marca blanca Chovi. Directivos de la empresa consultados por medios dijeron en septiembre que les tomó por sorpresa la alta demanda que hay por este producto en Portugal, dado que no estaba entre sus planes vender el producto allí.

Críticas por los salarios

Esta semana, Mercadona publicó una oferta de trabajo en Portugal. El grupo busca “personal comprometido con la excelencia en el servicio y motivado por el mantenimiento técnico en Lisboa” y ofrece un salario bruto anual de 10.840 euros con progresión salarial hasta los 16.456 euros, además de “un ambiente de trabajo enfocado en la seguridad de los empleados”

Varios de sus seguidores lusos en Twitter han criticado a la empresa por el salario ofrecido. “Quieren dados y enrollados”, dijo un seguidor, reprochando el salario de 600 y tantos euros para “técnicos del más alto nivel”. Otro de los críticos señaló que la descripción del puesto de trabajo “es incompatible” con la paga salarial anualque ofrece la empresa española.

Mercadona ha defendido que “el salario que pagamos se ajusta a las particularidades del país”. “Nos basamos en el convenio colectivo del sector y, sobre la base, calculamos lo que consideramos un salario atractivo teniendo en cuenta las características del puesto a desarrollar”, ha añadido la cadena con sede en Valencia.

Según datos de Kantar Worldpanel, a la altura de septiembre el 11% de los portugueses ya había visitado las tiendas de Mercadona, de los que un 26% había repetido. La zona de Oporto ha sido, hasta ahora, la de mayor éxito para la multinacional española.