Abengoa pierde 3.700 millones más en su 'annus horribilis'

stop

Los ajustes y el deterioro de los activos impactan en la cifra de negocios de la multinacional española, que se hunde un 63% en el primer semestre

Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla)

Barcelona, 30 de septiembre de 2016 (18:28 CET)

El boquete en las cuentas de Abengoa no para de crecer. La multinacional española, en plena batalla con los bonistas, perdió en el primer semestre del año 3.689 millones. En el mismo periodo del año pasado conseguía un beneficio de 72 millones. El proceso de reestructuración ha deteriorado inexorablemente sus activos y ralentizado un negocio desde hace meses en peligro.

Según ha informado la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las fuertes restricciones de liquidez han hundido un 63% la cifra de negocios semestral, hasta los 1.215 millones.

Impactos negativos

En los primeros seis meses del año, la firma con sede en Sevilla ha afrontado unos impactos negativos por valor de 3.253 millones. Los problemas judiciales en Brasil, asociados a sus líneas de transmisión en el país latinoamericano (pérdidas por 946 millones), y el deterioro de las actividades de bioenergía (1.256 millones) lastran las cuentas de la empresa presidida por Antonio Fornieles.  

Líneas de negocio

La división de ingeniería y construcción, el área de negocio más importante de la compañía, facturó 611 millones en el primer semestre, un 71% menos. Mientras que el área de concesión registró unas ventas de 73 millones, un 58% menos.

La división industrial ingresó 532 millones, un 45% menos debido a la ralentización de la actividad, que ha implicado incluso la paralización de varios de sus complejos en Estados Unidos y Europa.

El resultado bruto de explotación (ebitda) registró una cifra negativa de 51 millones, por los 650 millones positivos de 2015. 


 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad