El consejo de administración de Abertis.

Abertis ofrece 2.400M por el líder de las autopistas portuguesas

stop

Abertis presenta oferta no vinculante por Brisa, el líder en la gestión de autopistas en Portugal, y tendrá que competir con Ardian y Macquire

Barcelona, 20 de enero de 2020 (20:28 CET)

Abertis se ha puesto por fin en modo compras. Tras comprar RCO en México en el último trimestre del año pasado, ahora se ha lanzado a por el mayor operador de Portugal. Tendrá que rascarse el bolsillo, le costará unos 2.400 millones, pero la concesionaria española está dispuesta a competir con los fondos Ardian y Macquire en un proceso que está todavía muy abierto.

Abertis ha presentado una oferta por el 80% de Brisa, el líder de las autopistas en Portugal, que valoraría a la compañía en 3.000 millones, según datos de Bloomberg. Fuentes del sector han confirmado a Economía Digital el interés de la empresa que controlan Atlantia, ACS y Hochtief y el montante aproximadamente de la oferta: 2.400 millones por el 80% que está en venta.

El fondo Arcus y José de Mello pusieron a la venta su mayoría de Brisa y, de momento, solo había despertado el interés de otros fondos. Ardian y Macquire, ambos especializados en infraestructuras, son los que estarían estudiando la compra. Abertis, en cambio, es una empresa del sector con vocación de control y permanencia. La compañía que dirige José Aljaro ha preferido no hacer comentarios.

El proceso se encuentra todavía en una fase de ofertas no vinculantes. Una vez los vendedores lo consideren oportuno, estudiarán las opciones y se reunirán con las empresas interesadas para las ofertas ya formales. Será entonces cuando Abertis se la jugará.

Abertis tendrá que hacer un esfuerzo financiero

Si prospera la opción de la compañía controlada por la familia Benetton y Florentino Pérez, tendrá que buscar la fórmula de pagar esos 2.400 millones. La compra de RCO le ha dejado poco margen, tanto de caja como de endeudamiento. Su deuda de más de 23.000 millones, y la última rebaja del rating por parte de S&P, le dejan en una situación poco propicia para ir al mercado.

Una alternativa sería ampliar capital, aunque por el momento, sus accionistas han mostrado preferencia por la tendencia contraria: recuperar lo más rápido posible la inversión de la opa mediante macrodividendos, como uno de 10.000 millones, y traspasando la deuda de la compra a la misma Abertis.

El líder español de las autopistas, pese a la pérdida de los peajes de la AP-4 y parte de la AP-7, anunció en octubre la compra del 50,1% de la mexicana Red de Carreteras de Occidente (RCO) por 1.500 millones. Su intención era pagarlo mediante caja y líneas de crédito ya existentes, pero estas vías están ya agotadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad