Agbar y Acciona pujan por gestionar el agua de Catalunya

stop

Ambas compañías consiguen los 300 millones necesarios para quedarse con la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL)

Desalinizadora de El Prat del Llobregat (Barcelona), propiedad de Aigües Ter Llobregat

05 de octubre de 2012 (15:19 CET)

Agbar y Acciona se disputan la gestión del agua en Catalunya desde los pantanos a los depósitos de cabecera. Ambas empresas han presentado ofertas en el proceso de privatización de Aigües Ter Llobregat (ATLL) que finalizaba este viernes al mediodía.

A pesar de las dudas de los últimos meses, el grupo catalán y el madrileño han podido conseguir los 300 millones de euros que tendrán que desembolsar a la Generalitat si son las adjudicatarias finales del servicio. Los activos de la empresa pública (plantas potabilizadoras y desalinizadoras) mantendrán la titularidad pública. En contrapartida, la compañía adjudicataria tampoco tendrá que asumir los 663 millones de deuda que arrastra la gestora de agua.

Adjudicación antes de elecciones

Ahora, el Govern tiene que determinar qué oferta le resulta más ventajosa. Fuentes próximas al Ejecutivo aseguran que adjudicarán el contrato antes de las elecciones del 25 de noviembre. Los ingresos que consiga con el proceso se destinarán a pagar deuda ordinaria de la Generalitat y se consideran imprescindibles para intentar cumplir con los objetivos de déficit marcados por el Gobierno central y Bruselas.

El conseller d'Economia, Andreu Mas-Colell, podrá borrar de un plumazo 1.000 millones de deuda de las cuentas públicas catalanas. Este es el precio final de la privatización de ATLL, aunque sólo ingresará 300 millones de inmediato. Los 700 restantes los cobrará a lo largo de los 50 años que dura el contrato.

Consorcio de Agbar

Agbar ha apostado fuerte por el proyecto y se ha rodeado de casi todos los gestores de agua del área metropolitana, una clara ventaja ante su competidor. La compañía presidida por Ángel Simón tiene el 25% del capital del consorcio con el que ha pujado. La mayor participación está en manos de dos fondos: First State, de Australia, que controla el 33%; y otro 30% que es de Caisse de Dépôt, de Quebec. Para ambas compañías significa poner el primer pie en el país.

Los minoritarios controlan el 12% restante. Agbar ha conseguido aliarse con Aigües de Terrassa, Aigües de Sabadell (Casa) y las constructoras Copisa, Acsa y Calaf.

Asimismo, ha firmado un crédito sindicado liderado por La Caixa para cumplir con los requisitos económicos de la privatización. También participan en el crédito Banc Sabadell, BBVA y la entidad francesa Caisse d'Epargne, entre otras.

Acciona

La compañía presidida por José Manuel Entrecanales ha presentado una oferta junto al banco brasileño BTG Portugal. Acciona se ha presentado en solitario porque no llegó a buen puerto el consorcio que intentó formalizar con un fondo de inversión coreano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad